Disponible plataformas para las MPYMES y CNA.

 

 

Desde el pasado lunes se encuentra disponible la plataforma del Ministerio de Economía y Planificación (MEP) para la inscripción de las nuevas formas económicas aprobadas para Cuba, mini-empresas, pequeñas y medianas empresas, ademas de las ya aprobadas Cooperativas No Agropecuarias.

El sitio lo pueden encontrar aquí:

https://pae.mep.gob.cu

Las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES), son actores económicos con
personalidad jurídica, tanto estatales como privados, dedicados a la producción de bienes
y servicios y qué se clasifican por tamaño según sus características.

La cooperativa es una entidad económica, de carácter empresarial con personalidad jurídica propia, que se constituye a partir de la asociación voluntaria de personas que aportan dinero, otros bienes y derechos; para satisfacer necesidades económicas, sociales y culturales de sus socios propietarios, sustentada en el trabajo de estos y en el ejercicio efectivo de los principios del cooperativismo universalmente reconocidos.

Las CNA deben tener un mínimo de tres socios y se prevé no tenga límites máximos en la nueva legislación. Las MIPYMES pueden constituirse desde un solo socio y tener tantos socios estimen, siempre que cumplan con el número de ocupados establecido en la ley para la micro, pequeña y mediana empresa.

En qué se diferencian las cooperativas no agropecuarias y las micro, pequeñas y medianas empresas privadas.

Si bien ambos actores tienen personalidad jurídica y la misma amplitud de facultades, existen diferencias en su funcionamiento. En cuanto a su forma de propiedad, la cooperativa es un tipo de propiedad más social que la privada, en tanto todos los socios son dueños de la entidad y la remuneración se realiza con base en el trabajo aportado.
En las MIPYMES, los socios como dueños toman las decisiones en la empresa en función de sus aportaciones al capital social, para lo cual se sirven de la contratación de fuerza de trabajo
asalariada. La propiedad de la MIPYME es privada y responde a intereses privados.
Sobre las aportaciones, los socios de la cooperativa aportan su trabajo, por lo que cada cual recibe una remuneración en función del trabajo aportado. A cada socio de la cooperativa le corresponde un voto, por lo que en ese sentido gozan de iguales derechos y toman las decisiones en conjunto.


En cambio, los socios de la MIPYME aportan capital y en la práctica son los dueños del negocio, por lo que deciden si trabajan o no, para lo cual contratan a sus propios empleados. 
La aportación de cada socio define su participación en los dividendos de la MIPYME, por lo que a una mayor aportación corresponde una mayor participación de los beneficios y en la toma de decisiones. Así, por ejemplo, en una MIPYME de dos socios, a un socio con el 60 % de participación en la empresa le corresponderían 60 votos, por lo que tendría mayor poder de decisión sobre el otro socio. En el caso de una MIPYME unipersonal (un solo socio), las decisiones en la empresa las toma ese socio. Los trabajadores tienen participación.
La adopción de un actor u otro (CNA o MIPYME) dependerá de aquel qué mejor se corresponda con el proyecto de negocio y, en última instancia, es decisión autónoma de los socios.

Como alternativa a la plataforma de acuerdo a funcionarios del MEP, se coordinó con la dirección de los Joven Club de Computación y Electrónica con vistas a que quienes tengan dificultades de conectividad acudan a esas instalaciones diseminadas por todos los municipios del país, donde sus especialistas les ayudarán a acceder a la Plataforma de Actores Económicos, en aras de solicitar la creación de alguna MIPYME o CNA.

En última instancia, de no poder presentar la documentación por la vía digital, los interesados pueden ir a las direcciones municipales de Economía y Planificación, en busca de alguna ayuda u orientación.

Desde la publicación el 19 de agosto en la Gaceta Oficial de los Decretos-ley 46 y 47, que regulan la constitución y funcionamiento de las nuevas figuras económicas, entre las acciones organizativas, de preparación y aseguramiento ha sobresalido la apertura de un canal digital, de mucha utilidad, tanto para los organismos involucrados como para la población, señaló Rives Amaro.

De manera permanente, oportuna y con lenguaje sencillo allí se ha brindado información con los detalles del proceso y procedimientos, la documentación requerida, modelos de planillas y enlaces hacia las regulaciones jurídicas y sitios web de las instituciones participantes.

Tal preparación ha abarcado, además, tele conferencias impartidas en el Canal Educativo sobre el perfeccionamiento de los nuevos actores, su funcionamiento y alcance.

Al respecto, el Ministerio de Economía y Planificación ha hecho una recopilación de las seis clases ofrecidas por estos días y de otros materiales en el siguiente enlace (consumo de datos nacionales): https://www.mep.gob.cu/es/node/3

Precisamente este sábado se retransmitieron los programas 3 (procedimiento para la creación de CNA y MIPYMES) y 4 (perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia).

La especialista destacó cuán provechoso ha sido también el correo electrónico actoreseconomicos@mep.gob.cu, por el cual se ha mantenido comunicación con los interesados y se han contestado las interrogantes que han hecho llegar al MEP.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *