Humanismo Tecnológico

El cambio tecnológico que estamos experimentando es tan potente que transformará para siempre la civilización que conocíamos hasta ahora.

(https://bit.ly/38ZOHAR)

Por eso, es necesario que afrontemos el día de mañana como una revolución, sino nos encontraremos, otra vez, corriendo detrás de los sucesos con soluciones a corto plazo.

(https://bit.ly/2ZHJgnf)

La ciudadanía no puede confiar los debates de la nueva sociedad pos-COVID a plataformas tecnológicas cuyo propósito es el clickbait y el rastreo de datos. Se necesita un nuevo diálogo —y nuevas redes de comunicación— entre representantes y representados, de donde surja un sistema sociopolítico regenerado, que ofrezca un futuro sostenible y de bienestar común.

El objetivo de toda gobernanza pos-COVID debera ser un  Humanismo Tecnológico. No convertir la tecnología en una finalidad, sino en un potenciador que mejore las dimensiones éticas, laborales y sociales. Toda estrategia en el marco de la Cuarta Revolución Industrial debería enfocarse a vincular las figuras de la investigación y los agentes del entorno productivo.

 El caldo de cultivo de la prosperidad: el Humanismo Tecnológico sincroniza el I+D+i de las universidades con los plazos del sector industrial, maximizando y mejorando el rendimiento.


– Vídeo podcast Esade: «¿Qué papel juegan las redes sociales en la crisis del coronavirus?» https://bit.ly/3fOP3wO


– La Constitución digital y los nuevos derechos https://bit.ly/3eRln0S


– Ciudades como laboratorios de innovación https://bit.ly/2ZP77BH

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *