Nuevas Normas TIC, novedades.

1

El Decreto-Ley No. 370 Sobre la informatización de la sociedad en Cuba”, establece en su Capítulo II “Medición del Proceso de Informatización en la Sociedad Cubana”, el mandato así como las coordinaciones necesarias para la modernización de las estadísticas nacionales del sector de las telecomunicaciones y la informática es un viejo reclamo de muchos académicos y especialistas en el tema que han propuesto esta modernización y actualización para cuantificar y registrar de acuerdo a las nuevas condiciones de las comunicaciones en Cuba toda la actividad económica en sus cuentas nacionales; las actuales metodologías empleadas para recopilar y registrar la información no se corresponden con la realidad operativa del sector o las prácticas internacionales.

En sus artículos 66 y 67, el Decreto-Ley No. 370 establece que:

Los órganos, organismos de la Administración Central del Estado, el Banco Central de Cuba, las entidades nacionales y los órganos del Poder Popular realizan mediciones de los impactos del proceso de informatización, para lo que tienen en cuenta, entre otros, la reducción de gastos, la optimización de la fuerza de trabajo y la calidad del servicio o producto.

La Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI):

  • Incluye en el Sistema de Información Estadístico Nacional los indicadores, definiciones metodológicas y procedimientos de control de la informatización de la sociedad;
  • con la colaboración de los ministerios del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, del Comercio Interior y de Economía y Planificación, establece los procedimientos de control estadísticos, los indicadores sobre los bienes y servicios que se comercialicen electrónicamente y sus definiciones metodológicas.

Metodológicamente será la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) la encargada de establecer el Sistema de Información para el sector, con la colaboración de otros ministerios, el Banco Central y el Poder Popular.

Se sobrentiende, aunque no se la menciona, que entre las entidades nacionales estará ETECSA.

Entre los ministerios, el de Comunicaciones, tal como establece el artículo 34, de conjunto con la ONEI serán los que definan el Sistema de Información:

“El jefe de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información, en coordinación con el Ministerio de Comunicaciones, establece los procedimientos, normativas y estándares tecnológicos que garanticen la interoperabilidad de la información a nivel nacional y la comparabilidad en el ámbito internacional”.

La información recopilada en la conformación del PIB de Cuba, en particular el sector “del transporte y las comunicaciones” (uno de los más dinámicos y de mayor crecimiento en los últimos tres años) no recopila la totalidad de la actividad de trascendencia económica, financiera y comercial que se realiza en el mercado nacional. Ejemplo no se cuantifica el valor agregado por la comercialización de productos y servicios del “cuentapropismo tecnológico” que incluye actividades como la programación de aplicaciones y programas de cómputos, la reparación de equipos electrónicos y de comunicaciones o la de los propios agentes de telecomunicaciones de ETECSA.

Tampoco las estadísticas actuales permiten cuantificar y valorar en las cuentas nacionales las remesas del exterior con el objetivo de activar servicios de comunicaciones ya sea de voz o de datos a usuarios nacionales.

 

2

 

Por otra parte la Resolución No. 125, aprueba el sistema de inscripción de aplicaciones y programas para todas aquellas que se desarrollen en el país ya sean por personas naturales o jurídicas.

Con el objetivo de ordenar, controlar, almacenar y mantener actualizada la información sobre estos productos existentes en el país.

Estas inscripciones la deben realizar todos los programas y aplicaciones informáticas de desarrollo y comercialización nacional, destinados a su utilización en el país, incluso los destinaos a la exportación, así como los de importación; también pueden ser objeto de inscripción a voluntad de sus desarrolladores.

Un programa y aplicación informática de constar de varias versiones (modificaciones específicas) y cada una se inscribe.

Son sujetos a estas inscripciones tanto las personas naturales y jurídicas, desarrolladoras y comercializadoras de programas y aplicaciones informáticas, están obligados a inscribirlos a través de la Unidad Presupuestada Técnica de Control del Espectro Radioeléctrico del Ministerio de Comunicaciones, en lo adelante UPTCER, previo a su comercialización

Se excluyen los programas y aplicaciones informáticas que constituyan un software empotrado en un equipamiento tecnológico o doméstico.

Por ultimo la inscripción en el Sistema no es constitutiva de derechos de propiedad intelectual sobre dichos programas y aplicaciones informáticas; la realización de este deber no es una exigencia para su posterior inscripción en el Registro de Obras Protegidas y de Actos y Contratos del Derecho de Autor de Cuba.

La citada resolución establece los procedimientos, los trámites y documentos necesarios para su inscripción en la UPTCER.

En sus disposiciones transitorias regula que: “los desarrolladores o comercializadores de programas y aplicaciones informáticas que posean productos que no hayan sido inscritos y que se comercialicen, disponen para inscribirlos en el Control, de un plazo de ciento ochenta días contados a partir de la fecha de entrada en vigor de la Resolución No. 125. Las inscripciones que se encuentran en trámite a la entrada en vigor de la resolución, continúan este conforme con lo establecido en la legislación por la que lo comenzaron”

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.