Caida…

Con esa lapidaria oración comienza el artículo de The Economist.

Mientras tanto la revista PlayBoy cancela su cuenta, y millones de usuarios se preguntan por el futuro de la red social, la mas popular en Cuba, y el mundo.

La publicación británica hace referencia a la crisis que atraviesa Facebook por el uso de datos de unos 50 millones de usuarios por parte de una consultora vinculada a la campaña electoral de 2016 de Donald Trump.

“Zuckerberg tardó cinco días en responder y, cuando lo hizo, admitió que Facebook había dejado a sus usuarios en el pasado, pero parecía no haberse dado cuenta de que su negocio enfrenta una crisis más amplia de confianza“, continúa el artículo del prestigioso medio.  Y añade: “Después de meses de hablar de propaganda y noticias falsas, los políticos en Europa y, cada vez más, en los Estados Unidos ven Facebook fuera de control y en negación. El Congreso quiere que él testifique”.

La Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes de Estados Unidos convocó hoy a declarar en condición de testigo al fundador de Facebook. La magnitud del escándalo llevó también a los líderes de la Unión Europea (UE),  a instar a las redes sociales a garantizar “prácticas transparentes” y la “plena protección de la privacidad” de ciudadanos y datos personales.

“La privacidad de los ciudadanos y los datos personales tienen que protegerse totalmente. Nos tomamos este tema muy en serio. La UE y la legislación europea debe respetarse y ejecutarse”, afirmó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

El texto de The Economist agrega: “Según el Centro de Investigación Pew, un grupo de expertos, la mayoría de los estadounidenses dicen que desconfían de las empresas de redes sociales.

El señor Zuckerberg y su industria necesitan cambiar, rápido“. How would you like that, Mr Zuckerberg? Se despide preguntado… The Economist.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.