Informática 2018.

 

Concluye en La Habana Informática 2018 junto a su feria comercial y eventos académicos que refuerzan los objetivos de la informatización de la sociedad cubana. Un resumen de las cifras expuestas y las expectativas pueden ser optimistas en cuanto al despliegue de los últimos cuatro años. Pero…

Al cierre del 2017 existen 673 puntos de acceso WiFi, 207 en Salas de Navegación Nauta y 771 en Joven Club de Computación y en Hoteles, de ellos 614 pertenecen solo a Joven Club de Computación y Electrónica. Existen planes para incrementar 150 capacidades inalámbricas y fijas para el 2018.

Una de las cifras más interesantes resulta que se ha logrado conectar 124 000 conexiones simultaneas. Aunque no se dice la capacidad total de conectividad simultanea de la red fija o móvil.

Solo 14 634 hogares se han acogido al Plan Nauta Hogar, se espera que para finalizar el 2018 se incremente en otros 52 500. 95% de los primeros se han acogido al plan de menor costo, 15 CUC para 30 horas mensuales a una velocidad de 1 mb/s.

Más de 4.6 millones de líneas móviles están activas sobrepasando al de las líneas fijas. Se espera excedan los 5 millones para el 2018. Menos de la mitad de los teléfonos móviles tienen capacidad de 3G y solo un tercio 4G.

Según el Ministro de la Comunicaciones, Maimir Mesa Ramos, en sus palabras iniciales el desarrollo de contenidos ha sido “modesto” a pesar que la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI)  ha graduado 14 400 ingenieros,  mil técnicos por año.

En cuanto a las conferencias magistrales  desarrolladas abarcan desde los Inicios de la Internet en Cuba hasta los servicios informáticos de apoyo a la educación superior.

Entre las conferencias y las ponencias se echa de menos aquellas que aborden la posible y necesaria coordinación de las políticas nacionales con las normas de la gobernanza de la red ya sean estas las normas regionales o internacionales.

En cuanto a los cursos provistos destaca la virtualización de la educación como novedad para mejorar la educación superior en Cuba. Igual destacan cursos con contenidos más técnicos para el desarrollo de aplicaciones y sitios enfocados al comercio electrónico. No hay cursos o ponencias donde  se discuta sobre el gobierno electrónico, que puede servir como gestor para incrementar el uso de la red por parte de los ciudadanos y además  para favorecer las infraestructuras de telecomunicaciones.

Tampoco se expone las soluciones técnicas y financieras innovadoras para conectar a los que a corto y largo plazo,  no acceden a los servicios de telefonía o de internet.

Informática 2018 puede resultar alentadora si nos enfocamos en lo que se ha hecho en el último quinquenio pero deja claro los inmensos desafíos  para la industria cubana del conocimiento.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.