Routledge International Handbook of Research Methods in Digital Humanities

Entre los asuntos (relativamente) nuevos que se han establecido en el mundo editorial están, sin duda, las humanidades digitales. De hecho, todos los grandes sellos tienen manuales y compendios sobre el asunto, que renuevan además periódicamente.  Es el caso que hoy nos ocupa, con el Routledge International Handbook of Research Methods in Digital Humanities, que han editado los colegas Kristen Schuster y Stuart Dunn. 

«Este libro se basa en campos de estudio tradicionales y emergentes para considerar lo que podría significar una definición fundamentada de investigación cuantitativa y cualitativa en Humanidades Digitales (DH); cuáles son las áreas que las DH pueden aprovechar de manera fructífera para fomentar y desarrollar esa comprensión; dónde podemos ver esos métodos aplicados; y cómo serían las futuras direcciones de los métodos de investigación en Humanidades Digitales.

Schuster y Dunn trazan un mapa de una metodología de investigación de las DH de amplio alcance basándose en los campos «tradicionales» de estudio de las DH, como textos, fuentes históricas, museos y manuscritos, y en áreas innovadoras en la producción de investigación, como el conocimiento y la tecnología, la cultura y la sociedad digitales y la historia de las tecnologías de red. Con contribuciones globales de académicos del Reino Unido, Estados Unidos, Europa y Australia, este libro reúne una variedad de perspectivas disciplinarias para explorar los emocionantes desarrollos que ofrece este campo en rápida evolución».

A mayor abundamiento, esto nos dice  Stuart Dunn en el blog del King’s College

«(…)

Hemos sido coautores de una introducción de unas 5000 palabras, en la que planteamos nuestra propia visión de qué es la metodología de las DH y para qué sirve. Planeamos publicar esto en línea bajo las reglas de Green Open Access de Routledge (de las cuales se detallan a continuación) a su debido tiempo, por lo que no entraremos en detalles sobre este aspecto aquí. Sin embargo, estamos muy emocionados por la forma en que se ha desarrollado el volumen. Hemos tratado de enfatizar lo que las DH «hacen», en contraposición a (otra) discusión sobre lo que «son». En particular, sentimos que hay un hilo conductor a lo largo de los capítulos que establece conexiones entre los debates de establecidos sobre las DH desde hace mucho tiempo y los nuevos. Vemos esto como un aspecto clave del volumen.

Recientemente, ha habido mucha discusión sobre el lugar del método en DH. Hace poco, por ejemplo, ha habido una renovada discusión sobre la dicotomía entre métodos cuantitativos y cualitativos, resaltada en un enlace publicado recientemente en la lista de discusión Humanist por Marinella Testori. Este es ciertamente un debate clave, pero es solo uno de varios. Es importante señalar a este respecto que, aunque ambos somos académicos del Departamento de Humanidades Digitales del King’s College de Londres, y el volumen de hecho contiene contribuciones de nuestros colegas departamentales actuales y anteriores, este libro no refleja de ninguna manera la visión del “King” en este campo, si es que tal cosa existe (uno de nosotros ha escrito en un blog sobre esto recientemente). Más bien, nos hemos esforzado mucho por salir de nuestro contexto institucional inmediato y proporcionar una evaluación de abajo hacia arriba de los últimos avances metodológicos en el campo.

El volumen consta de tres secciones, Computación y Conexión; Convergencia y Colaboración; y Remediación y Transmisión. Las tres secciones reconocen que las DH, tanto sus temas como sus métodos, existen en un mundo que está conectado de nuevas formas. Hemos tratado de imaginar estos nuevos tipos de conectividad y considerar por qué son importantes. Este es un desafío al que todos nuestros autores se han enfrentado magníficamente. Bajo estos encabezados, se exploran varios subtemas, algunos de los cuales quizás no han tenido el perfil en las discusiones sobre métodos de las DH que deberían tener. Estamos emocionados, por ejemplo, de haber podido incluir una sección de tres capítulos sobre pedagogías críticas en DH, una asignatura que será fundamental ya que el año académico 2020/21, que comienza con mucha enseñanza en línea y / o socialmente distanciada, debido al Covid-19. Lo mismo, por supuesto, puede decirse de la investigación colaborativa y la virtualización de la mayoría de las reuniones y conferencias académicas. Al establecer lo que es metodológicamente necesario para hacer DH en un mundo conectado, seguramente podremos equiparlo mejor para capear tormentas como la del Covid, así como para mejorar y evolucionar gradualmente a medida que evolucionan las tecnologías de red.

Como se señaló, nuestra propia introducción se publicará en forma preimpresa bajo Green Open Access a su debido tiempo. Por supuesto, que los autores sigan ese ejemplo o no dependerá de ellos y dependerá de una serie de factores, incluidos los requisitos para depositar manuscritos en repositorios institucionales; de consideraciones de tenencia y promoción y de las normas de sus dominios de investigación “de origen”. Sin embargo, esperamos que la mayor cantidad posible de borradores sin procesar estén disponibles a través de este protocolo.

(…)».

En fin, un volumen variado y con altibajos, como es habitual cuando se acopian tantas firmas. Entre ellas, quizá recomendaría «Charting Cultural History through Historical Bibliometric Research: Methods; Concepts; Challenges; Results», que firman desde Australia Simon Burrows y Terhi Nurmikko-Fuller.

© 2020 Informa UK Limited, an Informa Plc company

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

PayPal y criptos.

La plataforma de pagos digitales PayPal permitirá a sus usuarios comprar, vender y pagar con bitcoin (BTC) y otras criptomonedas en unos 26 millones de comercios en el mundo. Así lo confirmó la empresa este miércoles 21 de octubre, a través de un comunicado de prensa, según el anuncio, “en las próximas semanas” los usuarios de la plataforma podrán acceder a la compraventa de criptomonedas y mantener fondos en BTC, litecoin (LTC), bitcoin cash (BCH) y la criptomoneda nativa de Ethereum, ether (ETH).

En primera instancia, el servicio estará disponible únicamente para usuarios de PayPal en Estados Unidos. Además de expandir el servicio a la app móvil Venmo, otros mercados podrían ser incluidos durante la primera mitad del año 2021, añade el comunicado.

Desde comienzos del próximo año, los clientes podrán pagar con PayPal usando cualquiera de estas monedas. Según la empresa, esto abre las puertas a pagos con criptomonedas en unos 26 millones de comercios alrededor del mundo. La compañía informó que con este servicio “los consumidores podrán convertir instantáneamente su saldo de criptomonedas seleccionado en moneda fíat, con certeza de valor y sin tarifas incrementales”.

Los comercios afiliados no deberán pagar tarifas adicionales y todas las transacciones se liquidarán en moneda fíat, como el dólar o euro, con los cargos de comisiones que ya incluye el servicio.

Mientras habilita servicios con criptomonedas, PayPal prevé fortalecer su cooperación con los gobiernos y bancos centrales del mundo. Según el comunicado, la idea es “contribuir de manera significativa a dar forma al papel que desempeñarán las monedas digitales en el futuro del comercio y las finanzas globales”.

Al respecto, Dan Schulman, presidente de PayPal, aseguró que es “inevitable” la transición a las monedas digitales. Esto, a su juicio, tendrá “claras ventajas en términos de inclusión financiera y acceso; eficiencia, velocidad y resistencia del sistema de pagos”.

En efecto, muchos bancos centrales e instituciones como el Fondo Monetario Internacional, el Consejo de Estabilidad Financiera o el Banco de Pagos Internacionales (BIS) están prestando cada vez más atención al uso de monedas digitales.

Para algunos, la ventaja mayor está en facilitar pagos transfronterizos. Mientras tanto, Agustín Carstens, gerente general del BIS, ve con muy buenos ojos el potencial de control de parte de los bancos centrales que se esconde detrás de la emisión de monedas digitales.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

TELEGRAM Cuba no disponible.

 

Desde hace varias horas usuarios cubanos reportan que no pueden acceder a la plataforma TELEGRAM. De acuerdo al mapa interactivo de TELEGRAM no se puede acceder desde La Habana y Villa Clara, principalmente.

El proveedor de Internet, ETECSA, no ha anunciado cual es la situación al respecto, aunque se especula que han tenido problemas con su red troncal desde el pasado miércoles.

Así mismo otros usuarios se reportan problemas con el acceso a Twitter, a varios proveedores de redes virtuales, VPN muy utilizadas en Cuba, incluso a sitios locales de dominio .cu.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Remote.Jobs

En tiempos de crisis y pandemia, de depresión económica y falta de empleos, el trabajo a distancia, el trabajo digital, es una solución más que valida cuando el desempleo en el mundo alcanza cifras semejantes a las de la Gran Depresión de los años 30 de pasado siglo. En cuba se estima que la depresión será en una caída del 8% del PIB, afectando el sector privado, cuentapropistas, turismo y las remesas.

El desempleo pudo ser mucho peor a no ser por el trabajo digital.

La apertura de la red de redes a los cubanos y los cientos de profesionales relacionados con las info-telecomunicaciones desempleados o subempleados puede ser una opción de obtener ingresos y medir las fuerzas en el competitivo mercado global.

Les recomiendo esta opción. RemoteJobs. Con opciones para desarrolladores, finanzas, contabilidad, etc… Igual tienen un actualizado canal en Telegram.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

AutoML

 

The past decade has seen an explosion of machine learning research and applications; especially, deep learning methods have enabled key advances in many application domains, such as computer vision, speech processing, and game playing.


However, the performance of many machine learning methods is very sensitive to a plethora of design decisions, which constitutes a considerable barrier for new users. This is particularly true in the booming field of deep learning, where human engineers need to select the right neural architectures, training procedures, regularization methods, and hyperparameters of all of these components in order to make their networks do what they are supposed to do with sufficient performance.


This process has to be repeated for every application. Even experts are often left with tedious episodes of trial and error until they identify a good set of choices for a particular dataset.


The field of automated machine learning (AutoML) aims to make these decisions in a data-driven, objective, and automated way: the user simply provides data, and the AutoML system automatically determines the approach that performs best for this particular application. Thereby, AutoML makes state-of-the-art machine learning approaches accessible to domain scientists who are interested in applying machine learning but do not have the resources to learn about the technologies behind it in detail. This can be seen as a democratization of machine learning: with AutoML, customized state-of-the-art machine learning is at everyone’s fingertips.


As we show in this book, AutoML approaches are already mature enough to rival and sometimes even outperform human machine learning experts. Put simply, AutoML can lead to improved performance while saving substantial amounts of time and money, as machine learning experts are both hard to find and expensive.


As a result, commercial interest in AutoML has grown dramatically in recent years, and several major tech companies are now developing their own AutoML systems. We note, though, that the purpose of democratizing machine learning is served much better by open-source AutoML systems than by proprietary paid black-box services

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

BNEW, Nueva Economía.

 

Recién inicia el BNEW de Barcelona,  Barcelona New Economy Week – BNEW es un evento B2B físico y digital que reúne eventos únicos de los sectores de Logística, Inmobiliaria, Industria Digital, Ecommerce y Zonas Económicas. Todos comparten un denominador común: Nueva Economía.

BNEW será un evento diferente y único debido a su naturaleza híbrida; un evento físico que contará con el apoyo de una plataforma digital de última generación para que todos puedan estar presentes Durante los 4 días de duración de los 5 BNEW habrá 300 speakers distribuidos en 30 debates + 25 entrevistas + 12 inspirational talks + 10 keynote speeches + 25 paneles sectoriales.

Entre sus encuentros, foros y debates podemos señalar:

DEBATES BCOLLABORATIVE. La necesidad de promover alianzas público-privadas para el desarrollo de la logística BWOMAN. Mujeres en industrias dominadas por hombres BSTRATEGIC. Brexit: Repercusión y estrategias en el sector BGREEN. New Green Deal BSECURE. Ciberseguridad: ¿Están las empresas preparadas para minimizar los ciberataques? PANELES BFUTURE. Cadenas de suministro del futuro – visión 2030 BKNOWLEDGEABLE. Perspectivas del transporte y el mercado logístico en la región mediterránea y Europa en medio de la crisis del COVID-19 BTRENDY. El futuro de la logística: sostenibilidad, transformación digital y logística colaborativa BDIGITAL. Logística digital y operaciones de transporte: ¿caminos coincidentes? BSKILLED. Ocupación: ¿qué perfiles buscan las empresas del sector logístico? BTECH. Alcance y restricciones en tecnología BMOBILITY. La Mobility Revolution y su impacto en el Real Estate BSMART. Entrega aérea inteligente y autónoma del futuro: visión de transformación hacia el 2030 BEXCELLENT. Claves de la excelencia en empresas líderes para estar a la vanguardia en logística BECONOMY. Los centros logísticos. ¿Cuál es su impacto económico en términos de inversión y ocupación? BMULTIMODAL. Proyecto SIMPLE: Simplificar, digitalizar y colaborar en el transporte multimodal BLOGISTICS LATAM. El futuro de la Logística en LATAM.

Por primera vez, con la participación, digital sobre todo de cubanos, que ven en la nueva economía digital una herramienta para entrar en el siglo XXI, y promover políticas económicas y comerciales ajustadas a la nueva realidad de la COVID-19.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Twitter atacado por adolescentes…

Tomado del NY Times

Graham Ivan Clark comenzó a hacer fechorías en línea desde pequeño.

A los 10 años era aficionado al videojuego Minecraft, en parte para escapar de lo que, según les contaba a sus amigos, era una vida familiar infeliz. Muchos de sus amigos señalaron que, en Minecraft, se dio a conocer como un estafador experto con temperamento explosivo que engañaba a la gente para quitarle dinero.

A los 15 años, se unió a un foro de ciberpiratas. A los 16, ya había gravitado hacia el mundo del bitcóin, y al parecer se involucró en un robo de 856.000 dólares de la criptomoneda, aunque nunca se le acusó de ese delito, según las redes sociales y los registros legales. En sus publicaciones de Instagram posteriores a ese suceso, apareció en tenis de diseñador y un Rolex con diamantes incrustados.

El mal comportamiento digital del adolescente terminó el 31 de julio cuando la policía lo arrestó en un apartamento de Tampa, Florida. Los fiscales de Florida afirmaron que Clark, quien ahora tiene 17 años, fue el “autor intelectual” de un ambicioso ciberataque ilegal ocurrido el mes pasado, y lo acusaron de entrar a los sistemas de Twitter y apoderarse de las cuentas de algunas de las personas más famosas del mundo, incluyendo las de Barack Obama, Kanye West y Jeff Bezos.

Su arresto suscitó preguntas sobre cómo alguien tan joven pudo penetrar las defensas de la que supuestamente es una de las compañías de tecnología más sofisticadas de Silicon Valley. Según los fiscales, Clark trabajó con al menos otras dos personas para burlar la seguridad de Twitter, pero lideró la operación por lo que se le acusa como adulto de 30 delitos graves.

Millones de adolescentes juegan los mismos videojuegos e interactúan en los mismos foros en línea que Clark, pero lo que muestran las entrevistas con más de 12 personas que lo conocen, además de los documentos legales, la evidencia forense en línea y los historiales de redes sociales, es la imagen de un joven que tuvo una relación tensa con su familia y que pasó gran parte de su vida en línea adquiriendo la habilidad de persuadir a otros de que le dieran dinero, fotografías e información.

“Me estafó un poco de dinero cuando yo era apenas un niño”, afirmó Colby Meeds, de 19 años, un jugador de Minecraft que asegura que Clark le robó 50 dólares en 2016, cuando le ofreció venderle una capa digital para un personaje de Minecraft que nunca entregó.

 
 
 
ImageLos hackers de Twitter pidieron que se les enviasen bitcoines a través de decenas de cuentas de alto perfil. En la imagen, el perfil de Joe Biden pide que le envíen bitcoines y ofrece devolver el doble del valor recibido en criptomoneda.

En una breve videollamada que realizó el domingo 2 de julio desde la cárcel del condado de Hillsborough en Tampa, Clark apareció con una camiseta negra sin mangas y con el cabello encima de los ojos. “¿Cuáles son sus preguntas?”, dijo, antes de empujar su silla hacia atrás y colgar. El martes 4 de agosto tiene una comparecencia virtual en el tribunal.

Clark y su hermana crecieron en Tampa con su madre, Emiliya Clark, una inmigrante rusa que tiene certificados para trabajar como especialista en tratamientos faciales y agente de bienes raíces. Cuando se le contactó en su casa, su madre se negó a hacer comentarios. De acuerdo con documentos públicos, su padre vive en Indiana, pero no respondió a la solicitud de comentarios. Sus padres se divorciaron cuando el joven tenía siete años.

Clark adoraba a su perro, no le gustaba la escuela y tampoco tenía muchos amigos, dijo James Xio, quien conoció en línea a Clark hace muchos años. Tenía el hábito de irse a los extremos en sus reacciones emocionales y se volvía loco por las ofensas sin importancia, dijo Xio.

“Se enojaba muchísimo”, dijo Xio, de 18 años. “Era muy poco paciente”.

Abishek Patel, de 19 años, quien jugaba Minecraft con Clark, lo defendió. “Tiene un buen corazón y siempre cuida a la gente que le importa”, dijo.

En 2016, Clark creó un canal de YouTube, según la empresa de monitoreo de redes sociales SocialBlade. Alcanzó un público de miles de seguidores y se dio a conocer por jugar una versión violenta de Minecraft llamada Hardcore Factions, con nombres de usuario como “Open” y “OpenHCF”.

No obstante, se volvió más popular por robarle dinero a otros jugadores de Minecraft. En el videojuego los usuarios pueden pagar por elementos adicionales, como accesorios para sus personajes.

Una táctica utilizada por Clark consistía en fingir que vendía nombres de usuario atractivos para Minecraft y luego no entregarlos a los compradores. También vendía capas para personajes de Minecraft, pero a veces desaparecía después de que los otros jugadores le enviaban el dinero.

 
Image
Algunos de los perfiles en línea vinculados con Clark fueron deshabilitados debido a su comportamiento.

En una ocasión, Clark puso a la venta su propio nombre de usuario de Minecraft, “Open”, aseguró Nick Jerome, de 21 años, estudiante de la Universidad Christopher Newport en Virginia. Los jóvenes intercambiaron mensajes a través de Skype y Jerome, que en ese entonces tenía 17 años, dijo que le envió alrededor de 100 dólares a cambio del nombre de usuario porque le parecía genial. Después Clark lo bloqueó.

 

“Era como un adolescente tonto y, en retrospectiva, de ninguna manera debí hacerlo”, dijo Jerome. “¿Por qué debería haber confiado en este tipo?”.

A finales de 2016 y principios de 2017, otros jugadores de Minecraft produjeron videos en YouTube en los que describieron cómo habían perdido dinero o habían enfrentado ataques en línea después de tener roces con “Open”, el nombre de usuario de Clark. En algunos de esos videos, Clark, a quien se le escucha decir epítetos racistas y sexistas, también dijo que recibía instrucción escolar en casa mientras ganaba 5000 dólares al mes con sus actividades en Minecraft.

La verdadera identidad de Clark rara vez apareció en línea. En un momento, reveló su rostro y la configuración de su juego, y algunos jugadores lo llamaban Graham. Su nombre también fue mencionado en una publicación de Twitter en 2017.

Los intereses de Clark pronto se extendieron al videojuego Fortnitey al lucrativo mundo de las criptomonedas. Se unió a un foro en línea para ciberpiratas, conocido como OGUsers, con el nombre de usuario Graham$. Su cuenta de OGUsers fue registrada desde la misma dirección IP en Tampa que estaba ligada a sus cuentas de Minecraft, de acuerdo con la investigación realizada para The New York Times por Echosec, una empresa de investigación forense en línea.

Clark se describió a sí mismo en OGUsers como un “comerciante de criptomonedas de tiempo completo que abandonó sus estudios” y dijo que estaba “enfocado en generar dinero para todos”. Más tarde, Graham$ fue expulsado de la comunidad, según publicaciones descubiertas por Echosec, después de que los moderadores señalaron que no le había pagado con bitcoines a otro usuario que ya le había enviado dinero para concretar una transacción.

La entrada al sistema de Twitter se llevó a cabo el 15 de julio. Unos días más tarde, un cómplice, que se hacía llamar “lol”, le dijo al Times que la persona que conocían como el autor intelectual comenzó a engañar a los clientes que querían comprar encubiertamente las cuentas de Twitter. El hacker tomó el dinero y entregó la cuenta, pero luego la recuperó rápidamente usando su acceso a los sistemas de Twitter para expulsar al cliente. Era una reminiscencia de lo que Clark había hecho anteriormente en Minecraft.

Cuando los conocidos en línea de Clark se enteraron de que había sido acusado del ataque, varios dijeron que no estaban sorprendidos.

“Realmente nunca pareció preocuparse por nadie más que por sí mismo”, dijo Connor Belcher, un jugador conocido como @iMakeMcVidz que previamente se había asociado con Clark en un canal de YouTube antes de convertirse en uno de sus críticos en línea.

Susan Jacobson colaboró con este reportaje desde Tampa, Florida. Sheelagh McNeil y Jack Begg colaboraron con la investigación.

Nathaniel Popper cubre finanzas y tecnología. Es autor de Digital Gold: Bitcoin and the Inside Story of the Misfits and Millionaires Trying to Reinvent Money. Anteriormente trabajó para The Los Angeles Times y The Forward. @nathanielpopper • Facebook

Kate Conger es reportera de tecnología en San Francisco, y cubre privacidad, políticas y trabajo. Anteriormente, escribió sobre ciberseguridad para Gizmodo y TechCrunch. @kateconger

Kellen Browning es reportera de tecnología en el Área de la Bahía y cubre la industria de los videojuegos y las noticias tecnológicas en general. Se graduó de Pomona College. @kellen_browning

 
 
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Guerra “hack” entre EE.UU y China

La guerra fria entre los EE.UU y China llega definitivamente al mundo de ciberespacio, despues de la batalla contra Huawei, por el despliegue del 5G de la multinacional china en todo el mundo y principalmente en europa occidental, ahora el Departamento de Justicia presenta formalmente una acusacion contra dos ciudadanos de ese pais por el supuesto robo de secretos tecnologicos e industriales. 

https://www.justice.gov/opa/pr/two-chinese-hackers-working-ministry-state-security-charged-global-computer-intrusion

El Departamento de Justicia expresa que:

The 11-count indictment alleges LI Xiaoyu (李啸宇), 34, and DONG Jiazhi (董家志), 33, who were trained in computer applications technologies at the same Chinese university, conducted a hacking campaign lasting more than ten years to the present, targeting companies in countries with high technology industries, including the United States, Australia, Belgium, Germany, Japan, Lithuania, the Netherlands, Spain, South Korea, Sweden, and the United Kingdom.  Targeted industries included, among others, high tech manufacturing; medical device, civil, and industrial engineering; business, educational, and gaming software; solar energy; pharmaceuticals; defense.  In at least one instance, the hackers sought to extort cryptocurrency from a victim entity, by threatening to release the victim’s stolen source code on the Internet.  More recently, the defendants probed for vulnerabilities in computer networks of companies developing COVID-19 vaccines, testing technology, and treatments.

La acusasion completa se puede descargar del siguiente sitio:

https://www.justice.gov/opa/press-release/file/1295981/download

The indictment charges the defendants with conspiring to steal trade secrets from at least eight known victims, which consisted of technology designs, manufacturing processes, test mechanisms and results, source code, and pharmaceutical chemical structures.  Such information would give competitors with a market edge by providing insight into proprietary business plans and savings on research and development costs in creating competing products.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Big- $- 4

La regulación, el temor principal de las grandes tecnológicas, está cada día más cerca. Después de un año de investigación, docenas de entrevistas y cientos de miles de documentos, los 15 miembros del comité antimonopolio del Congreso de Estados Unidos están preparados para su mayor examen: interrogar este miércoles a los presidentes ejecutivos de las cuatro principales tecnológicas. Jeff Bezos, de Amazon; Tim Cook, de Apple; Sundar Pichai, de Google, y Mark Zuckerberg, de Facebook, deberán explicarse y defenderse sobre si sus empresas perjudican a la competencia y consumidores. Más allá del espectáculo, de su capacidad de convicción dependerá en parte si merecen que nuevas leyes regulen sus prácticas.

Comparecerán juntos, pero el interrogatorio será virtual, lo que evitará la parafernalia emblemática por la que han pasado otras industrias al defenderse: tabacaleras, farmacéuticas o los bancos, tras la última crisis. La mayoría de estadounidenses cree que el poder de las tecnológicas es excesivo y la sensación es que hay que hacer algo: el 77% cree que tienen demasiado poder o un 60% cree que hacen más por dividir a la sociedad que para unirla, según datos de Gallup. Sin embargo, cuando se pregunta por cada compañía en concreto casi todas obtienen buena nota, según datos anuales del medio digital The Verge: alrededor de un 70% de estadounidenses confía en Netflix, Apple y Google, que están por detrás de Microsoft (75%) y Amazon (73%). De las cuatro principales, solo Facebook suspende, con un 41% de confianza.

El problema de esta larga batalla por la regulación no es solo decidir si el poder de mercado de estas compañías ha perjudicado a los consumidores y ha limitado a sus rivales, sino cómo remediar la situación sin empeorarla. La principal solución que surge, porque es la más sencilla, es romperlas: separar WhatsApp e Instagram de Facebook, YouTube de Google o Amazon Web Services de Amazon. La situación reciente más similar fue Microsoft hace dos décadas y quedó en nada. Pero las soluciones que acaben apareciendo pueden ser también más creativas. Este miércoles a las 18.00, hora peninsular española, empieza una larga batalla. Es algo, sobre todo, por lo que hasta ahora habían tenido que preocuparse poco. Pero los tiempos del crecimiento como única guía ya terminaron.

Entre los comparecientes estará la persona más rica del mundo, Jeff Bezos, y la séptima, Mark Zuckerberg, según la lista de Forbes. Zuckerberg será también el más joven, con 36 años, y a la vez el más veterano en comparecencias en el Congreso. Será su cuarta vez tras sus declaraciones por interferencias electorales y privacidad. Para Pichai, de 48 años, y Cook, de 59, será la segunda. Solo Bezos, a sus 56 años, se estrenará.

A pesar del ritual conjunto y la importancia de la comparecencia, los retos y estrategias de defensa de cada una de estas empresas son distintos. La desinformación, la radicalización, las comisiones exageradas, la obtención ilegítima de datos de la competencia, decisiones aleatorias sobre rivales o la limitación de la oferta son solo algunos ejemplos. En empresas tan dominantes, hay múltiples motivos por los que pueden estar explotando su posición.

Estas son las críticas que ha recibido cada una de estas compañías. Durante la comparecencia, sin embargo, algunos congresistas probablemente colocarán sus preguntas sobre supuestos perjuicios contra causas conservadoras u otros problemas colaterales para ganar puntos. Al final, esto también es política.

Amazon y la nube

Amazon ha crecido más si cabe durante la pandemia. A pesar de que su fama es por ser una web de comercio digital, su servicio de servidores en la nube para Gobiernos y empresas, llamado Amazon Web Services (AWS) es también el líder de su sector.

Pero Bezos no estará ante el Congreso por eso, sino por abusar de su papel dominante como vendedor con sus proveedores y como plataforma para terceros. Los envíos gratis a través de Amazon Prime son una opción tremendamente popular en EE UU, lo que limita las opciones de la competencia. Amazon tiene información detallada sobre qué productos de otros se venden mejor y poder así tenerlos bajo su marca. La compañía controla también lógicamente el modo en que se exponen los productos en la web. El 49% de las búsquedas de productos empiezan en Amazon y solo el 22% en Google. Amazon domina cerca de la mitad del ecommerce en EE UU.

Apple y su App Store

El gran debate de Apple está en la App Store. Fuera de China, Apple y Google, con su plataforma, Android, copan el mercado global. La compañía de Cupertino cobra una comisión del 30% de todas las ventas de apps y dentro de apps de su tienda online. Y ha publicado un informe esta semana donde dice que ese 30% es estándar en la industria, sin advertir que fue la propia compañía una de las principales impulsoras de ese estándar.

Pero no es el único problema de la App Store: Spotify ha iniciado una larga guerra con Apple sobre si la compañía beneficia su propia app, Apple Music, en su plataforma. El poder de la empresa de Tim Cook se extiende más allá de la propia Store: hasta ahora el navegador de su sistema operativo era por defecto Safari, el de la compañía. Con la nueva versión de su sistema, los usuarios podrán escoger.

Google y un buscador cambiante

Google es, junto a Apple, la empresa que más deberá defenderse. Su monopolio en plataformas para móvil es casi inquebrantable. Además, sigue dominando las búsquedas. No solo por Google, sino porque YouTube es el segundo buscador más usado del mundo. El buscador de Google servía tradicionalmente para mandar a los usuarios a la web más útil para su búsqueda. Ese resultado óptimo se ha ido escondiendo con los años bajo una ancha capa de anuncios, mapas, “cosas que la gente también busca” y otros servicios que limitan la aparición de los resultados deseados.

Una investigación de la web Markup de las 15.000 búsquedas más populares en EE UU da como resultado que el 41% del espacio principal en móvil está ocupado por resultados que ofrece el propio Google en la misma página, sin necesidad de clicar para ir a otra web. Lo que antes era un servicio para que el usuario fuera a la web más indicada para su búsqueda se ha convertido en un espacio para que Google intente que el usuario siga en Google.

Google posee además una plataforma esencial para poner anuncios en webs, el principal navegador (Chrome) y la mayor plataforma de vídeo (YouTube). Su papel en Android, además, le da una increíble capacidad de presión a la hora de saber cómo se usan otras aplicaciones o de presionar a desarrolladores para que empleen su buscador en las apps.

Facebook y la excusa perfecta

La compañía de Zuckerberg ha sido la más analizada y odiada en los últimos años. Su servicio principal, Facebook, es extremadamente usado por todo el mundo pero también ha sido un centro de críticas por razones tan dispares y terribles como supuesto facilitador de genocidios o de trampas electorales. Al contrario que Amazon o Gmail, millones de usuarios ven Facebook como una herramienta para difundir desinformación y provocar desunión, más que conectar a la gente.

La futura integración de la mensajería directa de Messenger, Instagram y WhatsApp será probablemente una de las claves de la comparecencia. Zuckerberg tiene clara sin embargo su excusa perfecta hoy: TikTok. Si se fragmenta a las compañías estadounidenses que compiten en las redes sociales, tendrán más difícil competir con sus nuevos rivales, que encima son chinos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Economía de los datos

Si echamos un vistazo a la economía mundial, veremos una empresa estadounidense que está trabajando en la próxima generación de vehículos autónomos, un financista chino que le otorga préstamos a un microemprendimiento que nunca tuvo acceso al crédito, e investigadores de una farmacéutica suiza que están creando un tratamiento para un problema de salud crónico. ¿Qué tienen en común todas estas valiosas actividades económicas, pese a ocurrir en diferentes países y diferentes sectores de la economía?

Si hubiéramos hecho esa pregunta respecto de las empresas internacionales hace 30 años, la respuesta probablemente habría sido «poco». Hoy por hoy, la respuesta está clara. Todos dependen del mismo insumo indispensable: los datos. En cantidades industriales.

Muchas de las empresas más grandes del planeta —en el sector de la tecnología y en los demás— siguen modelos de negocios que giran en torno a los datos. El valor de las empresas que emplean intensivamente los datos, como Alibaba, Alphabet y Facebook, se ha disparado. Hay quien se pregunta si los datos han pasado a ocupar el lugar del petróleo.

Primero, la economía

Dado que los datos representan información, recopilarlos e intercambiarlos genera y desplaza información entre empresas y consumidores, para mejor y para peor. Los móviles, las redes sociales y las empresas de búsqueda siguen la actividad de los usuarios en el mundo entero para ofrecerles servicios nuevos e individualizados que probablemente les resulten de interés.

El acceso a un mayor volumen de datos está igualando el campo de juego, se trate ya de una pequeña empresa emergente que busca crédito o de un consumidor que se informa antes de comprar un automóvil usado. Pero esto significa también que hay gente que no logra obtener cobertura médica o una hipoteca debido a sus características personales.

Los datos son hoy un insumo crítico de la producción económica moderna, junto con la tierra, el capital, la mano de obra y el petróleo. Alimentan los algoritmos de la inteligencia artificial cuyas predicciones hacen funcionar aplicaciones como los vehículos autónomos, las pruebas de dopaje, el suministro de crédito y la publicidad focalizada.

Pero en muchos sentidos importantes, los datos se diferencian de otros insumos, como el petróleo. Mucha gente puede usar los mismos datos simultáneamente sin agotarlos, lo cual significa que su acumulación tiene más probabilidades de estimular la productividad y el crecimiento a largo plazo. El valor de los datos se puede aprovechar cuando los activan muchas empresas o investigadores, que luego compiten para innovar y generar conocimientos.

Otro sentido en el que los datos se diferencian de otros insumos es cuando dos empresas intercambian datos personales, una transacción que afecta a la privacidad de la persona en cuestión y puede dejarla en una situación de desventaja estratégica. Si esa persona no recibe una compensación o ni siquiera es consciente de que la transacción ocurrió, el mercado de datos puede causar un perjuicio indebido que nos coloca en una situación peor.

Por último, es costoso evitar el robo de datos o su uso indebido. Las empresas, ¿gastarán lo suficiente como para proteger los datos que recopilan? Proteger la reputación es un poderoso incentivo para evitar una violación masiva de datos, pero es poco probable que a nivel individual las empresas tengan en cuenta el impacto de su decisión en la confianza del público en la economía general de los datos.

Hacia políticas de datos modernizadas

La proliferación de datos en la economía presenta una oportunidad fantástica para estimular el crecimiento a través de la eficiencia y la innovación. Pero para hacerlo sin poner en peligro otros objetivos —privacidad, equidad y estabilidad—, los gobiernos deben, en nuestra opinión, modernizar las políticas vigentes y hacer frente a tres dificultades crecientes.

  • Primero, los mercados de datos son excesivamente opacos: aunque la mayoría de la gente participa diariamente en la economía de los datos, no sabe bien del todo cómo se los usa, transfiere y procesa. Eso conduce a una recopilación excesiva de datos y a una falta excesiva de privacidad. Las políticas públicas deben dejar en claro los derechos y las obligaciones en materia de datos para que el mercado pueda funcionar con eficiencia.

  • Segundo, las empresas que acumulan grandes volúmenes de datos tienen un incentivo para acapararlos. Eso puede desalentar la competencia y reducir los beneficios sociales que podrían derivarse de un acceso más amplio a los datos. Los gobiernos pueden desplegar un abanico de políticas para alentar el intercambio de datos y promover así la competencia y la innovación, sin dejar de respetar la privacidad.

  • Tercero, no está claro que las empresas estén haciendo lo suficiente para proteger los datos que almacenan e impedir el hurto y el uso indebido. Eso pone en peligro la confianza del público y crea riesgos para la estabilidad que las medidas de política deberían mitigar a fin de asegurar una inversión adecuada en la ciberseguridad.

Enfrentar estos retos requerirá cooperación, tanto entre los organismos de cada país como a nivel internacional. Las cuestiones como el crecimiento, la competencia y la estabilidad han sido abordadas tradicionalmente por distintos ministerios y reguladores; una política de datos eficaz requerirá un enfoque integrado para dilucidar disyuntivas complejas.

También se necesitará colaboración internacional para conjurar el riesgo de fragmentación de la economía digital, a raíz de la cual el acceso a los datos estaría limitado por las fronteras nacionales. Si los países no tienen confianza en el manejo que los socios internacionales harán de los datos, podrían optar por erigir barreras digitales que impidan el intercambio mundial de datos, socavando la innovación y la eficiencia.

La economía de los datos apunta a un futuro prometedor, a condición de que formulemos hoy políticas acertadas.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario