SES O3b mPOWER red de cobertura global.

                               SES O3b mPOWER red de cobertura global.

Generalidades:

  • La red basada en satélites más potente, flexible y escalable que ofrecerá varios terabits de rendimiento para conectar exponencialmente a más gente, comunidades y empresas
  • Un sistema único compuesto por satélites de comunicación avanzados, infraestructura terrestre innovadora y nueva inteligencia de software que complementa la flota actual de SES
  • Se ha nombrado a Boeing como el primer socio tecnológico de O3b mPOWER, contratado para construir siete satélites MEO de alta potencia

Despliegue:

SES anunció, el pasado mes de septiembre,  el comienzo de una nueva era en la conectividad global a nivel de la nube y servicios de datos de alta potencia con el lanzamiento de O3b mPOWER, un sistema de redes revolucionario y potente que ofrecerá a los usuarios de todo el mundo comunicaciones de la red eficientes y de alto rendimiento.

El sistema O3b mPOWER, rápidamente expansible y altamente escalable, potenciará las tecnologías espacial y terrestre y permitirá a SES Networks ofrecer servicios completamente gestionados en cuanto a movilidad dinámica, datos fijos y mercados gubernamentales.

O3b mPOWER es capaz de ofrecer varios terabits de rendimiento a nivel mundial y se estima que comenzará su lanzamiento en 2021.

SES ha contratado a su primer socio tecnológico O3b mPOWER, Boeing Satellite Systems, para construir siete satélites de órbita terrestre media (MEO) de alta potencia. La constelación contará con 30 000 haces totalmente moldeables y orientables que pueden desplazarse e intercambiarse en tiempo real para alinearse con las rápidamente cambiantes oportunidades de crecimiento de los clientes, convirtiéndose en el sistema de mayor eficiencia de ancho de banda. O3b mPOWER proporcionará cobertura sin rival a un área de casi 400 millones de kilómetros cuadrados, cuatro quintos de la superficie de la Tierra.

SES ya opera con éxito el único sistema de ancho de banda no geoestacionario a través de 12 satélites MEO que proporcionan conectividad de baja latencia y alto rendimiento, y lanzará otros ocho satélites MEO en 2018 y 2019. O3b mPOWER potencia los mismos elementos con rendimiento, cobertura y flexibilidad incrementados de forma espectacular.

O3b mPOWER también creará un extraordinario ecosistema de socios de servicio y tecnología de valor agregado de todo el mundo. Junto con SES, los socios de O3b mPOWER invertirán en importantes innovaciones de infraestructura terrestre que combinarán recursos de almacenamiento, de computación y de rutas con inteligencia de software y antenas de aplicaciones específicas, además de presentar un nuevo concepto para el punto final de la red: un terminal de usuario Edge de O3b mPOWER pequeño, rápido y fácil de instalar.

Karim Michael Sabbagh, President y CEO de SES, comenta que, «Con el lanzamiento de O3b mPOWER, SES abre una nueva era de conectividad, transformando fundamentalmente el papel y las capacidades de los satélites. O3b mPOWER es un extraordinario sistema con mucha más potencia, rendimiento y flexibilidad, lo cual sitúa la tecnología al más alto nivel, ofreciendo una hoja de ruta visionaria para la tecnología de la próxima generación. Estamos potenciando el primer puesto que tenemos hoy en día, mediante la confianza y la construcción sobre las fortalezas de nuestra actual constelación O3b de órbita terrestre media. Asumimos el compromiso estratégico a largo plazo para reforzar nuestras capacidades, yendo más allá de los límites y redefiniendo las fronteras de lo que la conectividad satelital puede lograr. O3b mPOWER será decisivo para que los clientes amplíen sus negocios a gran escala y consigan un nuevo crecimiento. Esto nos permitirá seguir cumpliendo con nuestra oferta de servicios diferenciada y proporcionar un crecimiento rentable en línea con el marco financiero de SES».

 Read more at

https://www.ses.com/es/press-release/ses-inaugura-una-nueva-era-en-la-conectividad-global-con-o3b-mpower#7YfCy3sHwEG2B2e8.99

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Caida…

Con esa lapidaria oración comienza el artículo de The Economist.

Mientras tanto la revista PlayBoy cancela su cuenta, y millones de usuarios se preguntan por el futuro de la red social, la mas popular en Cuba, y el mundo.

La publicación británica hace referencia a la crisis que atraviesa Facebook por el uso de datos de unos 50 millones de usuarios por parte de una consultora vinculada a la campaña electoral de 2016 de Donald Trump.

“Zuckerberg tardó cinco días en responder y, cuando lo hizo, admitió que Facebook había dejado a sus usuarios en el pasado, pero parecía no haberse dado cuenta de que su negocio enfrenta una crisis más amplia de confianza“, continúa el artículo del prestigioso medio.  Y añade: “Después de meses de hablar de propaganda y noticias falsas, los políticos en Europa y, cada vez más, en los Estados Unidos ven Facebook fuera de control y en negación. El Congreso quiere que él testifique”.

La Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes de Estados Unidos convocó hoy a declarar en condición de testigo al fundador de Facebook. La magnitud del escándalo llevó también a los líderes de la Unión Europea (UE),  a instar a las redes sociales a garantizar “prácticas transparentes” y la “plena protección de la privacidad” de ciudadanos y datos personales.

“La privacidad de los ciudadanos y los datos personales tienen que protegerse totalmente. Nos tomamos este tema muy en serio. La UE y la legislación europea debe respetarse y ejecutarse”, afirmó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

El texto de The Economist agrega: “Según el Centro de Investigación Pew, un grupo de expertos, la mayoría de los estadounidenses dicen que desconfían de las empresas de redes sociales.

El señor Zuckerberg y su industria necesitan cambiar, rápido“. How would you like that, Mr Zuckerberg? Se despide preguntado… The Economist.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Informática 2018.

 

Concluye en La Habana Informática 2018 junto a su feria comercial y eventos académicos que refuerzan los objetivos de la informatización de la sociedad cubana. Un resumen de las cifras expuestas y las expectativas pueden ser optimistas en cuanto al despliegue de los últimos cuatro años. Pero…

Al cierre del 2017 existen 673 puntos de acceso WiFi, 207 en Salas de Navegación Nauta y 771 en Joven Club de Computación y en Hoteles, de ellos 614 pertenecen solo a Joven Club de Computación y Electrónica. Existen planes para incrementar 150 capacidades inalámbricas y fijas para el 2018.

Una de las cifras más interesantes resulta que se ha logrado conectar 124 000 conexiones simultaneas. Aunque no se dice la capacidad total de conectividad simultanea de la red fija o móvil.

Solo 14 634 hogares se han acogido al Plan Nauta Hogar, se espera que para finalizar el 2018 se incremente en otros 52 500. 95% de los primeros se han acogido al plan de menor costo, 15 CUC para 30 horas mensuales a una velocidad de 1 mb/s.

Más de 4.6 millones de líneas móviles están activas sobrepasando al de las líneas fijas. Se espera excedan los 5 millones para el 2018. Menos de la mitad de los teléfonos móviles tienen capacidad de 3G y solo un tercio 4G.

Según el Ministro de la Comunicaciones, Maimir Mesa Ramos, en sus palabras iniciales el desarrollo de contenidos ha sido “modesto” a pesar que la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI)  ha graduado 14 400 ingenieros,  mil técnicos por año.

En cuanto a las conferencias magistrales  desarrolladas abarcan desde los Inicios de la Internet en Cuba hasta los servicios informáticos de apoyo a la educación superior.

Entre las conferencias y las ponencias se echa de menos aquellas que aborden la posible y necesaria coordinación de las políticas nacionales con las normas de la gobernanza de la red ya sean estas las normas regionales o internacionales.

En cuanto a los cursos provistos destaca la virtualización de la educación como novedad para mejorar la educación superior en Cuba. Igual destacan cursos con contenidos más técnicos para el desarrollo de aplicaciones y sitios enfocados al comercio electrónico. No hay cursos o ponencias donde  se discuta sobre el gobierno electrónico, que puede servir como gestor para incrementar el uso de la red por parte de los ciudadanos y además  para favorecer las infraestructuras de telecomunicaciones.

Tampoco se expone las soluciones técnicas y financieras innovadoras para conectar a los que a corto y largo plazo,  no acceden a los servicios de telefonía o de internet.

Informática 2018 puede resultar alentadora si nos enfocamos en lo que se ha hecho en el último quinquenio pero deja claro los inmensos desafíos  para la industria cubana del conocimiento.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Alexa y los dominios .cu

Entre los primeros diez sitios listados por Alexa para Cuba no existen muchas sorpresas.

Incluso si lo comparamos con el anterior análisis publicado aquí (con datos del 3 de Octubre 2017).

Alexa, es una herramienta muy útil  si tenemos en cuenta la que sus análisis de trafico se realiza en tiempo real.

No existen cambios en los tres primeros con Google y Facebook. El primer dominio cubano que aparece en la lista le corresponde a la plataforma de ETECSA en un quinto lugar (5) y  Cubadebate en un sexto (6). Quisiera detener el análisis aquí.

Los dos sitios listados con contenido nacional, entre los diez primeros por Alexa, ETECSA y Cubadebate.  Este último esta con el IP  201.249.199.33, está localizado en Venezuela, 25, Distrito Federal, N/A Caracas. Ver la foto de Google Maps.

A corto plazo las autoridades encargadas de diseñar las políticas deberían considerar liberar y facilitar que los dominios .cu estén alojados en servidores en Cuba. Hemos expuesto el estancamiento en cuanto a los dominios .cu en este mismo blog.

Igualmente queda claro que las personas naturales y jurídicas pueden solicitar un dominio .cu, pero solo inscribir el nombre, ya que no existe la posibilidad de hospedarlo en Cuba. Algo que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, S.A. y CubaNic, con los demás interesados ya sea el Ministerio de Comunicaciones deben atender.

No es posible que los dominios hospedados en Cuba se encuentren en pleno estancamiento cunado el país vive una dinámica progresiva en cuanto al acceso de la telecomunicaciones fijas, móviles y de Internet.

Esta posibilidad de utilizar el proyectado centro de datos de ETECSA para alojarlos puede incrementar los contenidos de uso doméstico ya sean por parte de instituciones, empresas o individuos. Por igual una posibilidadactible seria desarrollar contratos de inversión para obtener tecnologías y gerencia para desplegar estos Data Center en la Isla, con la posibilidad añadida de emplear a cientos de profesionales de las telecomunicaciones y la informática.

De los 50 sitios listados solo trece son de dominio cu,  para un 26%. El dominio de Fcebook y Google es abrumador, pueden ver aca las cifras de Google:

El crecimiento del intercambio y consumo de datos es exponencial. Y el verdadero negocio está en saber cómo utilizarlos, no para propósitos de mala política o de avaricia, sino para el bienestar de las personas. Pero sobre todo el verdadero poder de las actuales redes de comunicaciones está en generar conocimiento, contenido y cultura.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

MoM.

 

Mind over Machine.

In Mind Over Machine (1986), written during the heyday of expert systems, Dreyfus analyzed the difference between human expertise and the programs that claimed to capture it.

This expanded on ideas from What Computers Can’t Do, where he had made a similar argument criticizing the “cognitive simulation” school of AI research practiced by Allen Newell and Herbert A. Simon in the 1960s. Dreyfus argued that human problem solving and expertise depend on our background sense of the context, of what is important and interesting given the situation, rather than on the process of searching through combinations of possibilities to find what we need. Dreyfus would describe it in 1986 as the difference between “knowing-that” and “knowing-how”, based on Heidegger’s distinction of present-at-hand and ready-to-hand. Knowing-that is our conscious, step-by-step problem solving abilities. We use these skills when we encounter a difficult problem that requires us to stop, step back and search through ideas one at time. At moments like this, the ideas become very precise and simple: they become context free symbols, which we manipulate using logic and language. These are the skills that Newell and Simon had demonstrated with both psychological experiments and computer programs. Dreyfus agreed that their programs adequately imitated the skills he calls “knowing-that.” Knowing-how, on the other hand, is the way we deal with things normally. We take actions without using conscious symbolic reasoning at all, as when we recognize a face, drive ourselves to work or find the right thing to say. We seem to simply jump to the appropriate response, without considering any alternatives. This is the essence of expertise, Dreyfus argued: when our intuitions have been trained to the point that we forget the rules and simply “size up the situation” and react. Our sense of the situation is based, Dreyfus argues, on our goals, our bodies and our culture—all of our unconscious intuitions, attitudes and knowledge about the world. This “context” or “background” (related to Heidegger’s Dasein) is a form of knowledge that is not stored in our brains symbolically, but intuitively in some way. It affects what we notice and what we don’t notice, what we expect and what possibilities we don’t consider: we discriminate between what is essential and inessential. The things that are inessential are relegated to our “fringe consciousness” (borrowing a phrase from William James): the millions of things we’re aware of, but we’re not really thinking about right now. Dreyfus claimed that he could see no way that AI programs, as they were implemented in the 70s and 80s, could capture this background or do the kind of fast problem solving that it allows. He argued that our unconscious knowledge could never be captured symbolically. If AI could not find a way to address these issues, then it was doomed to failure, an exercise in “tree climbing with one’s eyes on the moon.” Dreyfus began to formulate his critique in the early 1960s while he was a professor at MIT, then a hotbed of artificial intelligence research. His first publication on the subject is a half-page objection to a talk given by Herbert A. Simon in the spring of 1961. Dreyfus was especially bothered, as a philosopher, that AI researchers seemed to believe they were on the verge of solving many long standing philosophical problems within a few years, using computers. In 1965, Dreyfus was hired (with his brother Stuart Dreyfus’ help) by Paul Armer to spend the summer at RAND Corporation’s Santa Monica facility, where he would write Alchemy and AI, the first salvo of his attack. Armer had thought he was hiring an impartial critic and was surprised when Dreyfus produced a scathing paper intended to demolish the foundations of the field. (Armer stated he was unaware of Dreyfus’ previous publication.) Armer delayed publishing it, but ultimately realized that “just because it came to a conclusion you didn’t like was no reason not to publish it.” It finally came out as RAND Memo and soon became a best seller. The paper flatly ridiculed AI research, comparing it to alchemy: a misguided attempt to change metals to gold based on a theoretical foundation that was no more than mythology and wishful thinking. It ridiculed the grandiose predictions of leading AI researchers, predicting that there were limits beyond which AI would not progress and intimating that those limits would be reached soon.

About the Authors

Stuart Dreyfus,a native of Terre Haute, Indiana, earned a Ph.D. in applied mathematics and is a professor of industrial engineering and operations research at the University of California, Berkeley and Operations Research Department. While at the Rand Corporation he was a programmer of the JOHNNIAC computer. While at Rand he was coauthor, with Richard Bellman, of Applied Dynamic Programming. Following that work, he was encouraged to pursue a Ph.D. which he completed in applied mathematics at Harvard University in 1964, on the calculus of variations. He coauthored Mind Over Machine with his brother Hubert Dreyfus in 1986

Hubert Lederer Dreyfus (born October 15, 1929) is an American philosopher. He is a professor of philosophy at the University of California, Berkeley. His main interests include phenomenology, existentialism and the philosophy of both psychology and literature, as well as the philosophical implications of artificial intelligence. Dreyfus is known for his exegesis of Martin Heidegger, which critics labeled “Dreydegger”. Many of his students have gone to do work on themes related to Heidegger and phenomenology, including Charles Guignon, Mark Wrathall, Sean Kelly, John Haugeland, and John Richardson. Born in Terre Haute, Indiana to Stanley S. and Irene Lederer Dreyfus, Dreyfus was educated at Harvard University, earning three degrees there, with a BA in 1951, an MA in 1952, and a PhD in 1964, under the supervision of Dagfinn Føllesdal. He is considered a leading interpreter of the work of Edmund Husserl, Michel Foucault, and Maurice Merleau-Ponty, but especially of Martin Heidegger. His Being-in-the-World: A Commentary on Heidegger’s “Being and Time,” Division 1, is thought by many who have attempted to teach Heidegger to undergraduates to be the authoritative text on Heidegger’s most significant contribution to philosophy. He also co-authored Michel Foucault: Beyond Structuralism and Hermeneutics, translated Merleau-Ponty’s Sense and Non-Sense, and authored the controversial 1972 book What Computers Can’t Do, revised first in 1979, and then again in 1992 with a new introduction as What Computers Still Can’t Do. While spending most of his teaching career at Berkeley, Professor Dreyfus has also taught at Brandeis University (1957 to 1959), the Massachusetts Institute of Technology (from 1960 to 1968), the University of Frankfurt, and Hamilton College. His philosophical work has influenced Richard Rorty, Charles Taylor, John Searle, and his former student John Haugeland, among others. His critical comments on the existential phenomenology and subsequent dialectical philosophy of Jean-Paul Sartre may well have played a significant role in the demise of Sartre’s influence on recent thought. In 1965, while teaching at Massachusetts Institute of Technology, Dreyfus published “Alchemy and Artificial Intelligence”, an attack on the work of Allen Newell and Herbert A. Simon, two of the leading researchers in the field of Artificial Intelligence. Dreyfus not only questioned the results they had so far obtained, but he also criticized their basic presupposition (that intelligence consists of the manipulation of physical symbols according to formal rules), and argued that the AI research program was doomed to failure. In 1965, he spent time at the Rand Corporation, while work on artificial intelligence was in progress there. In addition to criticizing artificial intelligence, Dreyfus is well known for making the work of continental philosophers, especially Martin Heidegger, Maurice Merleau-Ponty, and Michel Foucault, intelligible to analytically trained philosophers.

 

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

INFORMATIZACIÓN DE LA SOCIEDAD EN CUBA.

 

Quisiera hacer algunas precisiones del anterior post, tomando en consideración el documento del 2015: RESUMEN DE LAS BASES Y PRIORIDADES PARA EL PERFECCIONAMIENTO DE LA INFORMATIZACIÓN DE LA SOCIEDAD EN CUBA.  Principios fundamentales:

  1. La defensa política y la ciberseguridad frente a las amenazas, los ataques y riesgos de todo tipo.
  2. La sostenibilidad y soberanía tecnológica.
  3. La preservación y el desarrollo del capital humano asociado a la actividad.
  4. La informatización en función de desarrollar y modernizar coherentemente todas las esferas de la sociedad y apoyo a las prioridades del país.
  5. La integración de la investigación, desarrollo e innovación con la producción y comercialización de productos y servicios.
  6. La utilización y el acceso masivo de los ciudadanos a los servicios soportados sobre las TIC.

No se concibe una sociedad en el siglo XXI que no esté en línea. Para logar esas metas aún quedan pendientes temas de interés nacional, sectorial y tecnológico, con marcados factores económicos, de geopolítica y relaciones internacionales.

De ahí la importancia que la más alta dirigencia del país expongan claramente las carencias que han dificultado alxanzar dichas metas.

El objetivo de una internet universal, con digamos acceso universal para el 90% de su población en el 2025,  es una meta alcanzable incluso en las actuales condiciones de Cuba, lo primero es delimitar esas carencias institucionales y financieras.

Ejemplos, todas las mencionadas en el anterior post, entre ellas la ausencia de políticas gubernamentales y ministeriales coherentes con un enfoque multisectorial por parte del MIC y de la propia ETECSA de cara a todos los usuarios, que son en definitiva la sociedad cubana.

Pero no solo de la políticas del gobierno, las que una vez diseñadas y aprobadas  necesitan mecanismos tangibles de implementación para que estas sean factibles y se  implementen en un tiempo razonable.

Establecer canales para una mejor comunicación y entendimiento entre esas metas institucionales y empresariales con los objetivos y las aspiraciones de los  usuarios y los proveedores de servicios de telecomunicaciones.

Esta calro que la implementación de esas políticas es demasiado lenta sobre todo en el sector de la ICT, ademas carecen de la debida integridad entre todas las partes para su cumplimiento. Influye negativamente la amplia segmentación de los sectores de la economía -estatal o privada-  con la industria nacional de las telecomunicaciones.

La centralización en demasia en la toma de decisiones. Servicios deficientes a aun costo que resulta prohibitivo hasta la fecha para el 60% de la población que no tiene acceso a los servicios tecnológicos de telecomunicaciones o de redes. Un mercado financiero nacional, deprimido, con tasas de ahorro de menos del 10% del PIB, doble moneda circulante y bajo poder adquisitivo y cambiario de ambas monedas.

Quisiera detenerme en dos aspectos bien específicos de las limitaciones enumeradas:

  • La insuficiente dinámica en el desarrollo de servicios y contenidos.
  • Limitaciones de acceso al internet desde las instituciones académicas o empresariales a la internet.

La insuficiente dinámica en el desarrollo de servicios y contenidos.

La  fortaleza de las redes de comunicaciones se deben a su contenido, los servicios, las prestaciones y las facilidades que estas redes brinden a sus usurarios finales. El aspecto tecnológico si bien es importante en tanto herramienta facilitadora para que las personas interactúen  el contendido y los servicios es lo que le brindan calidad a las redes, la posibilidad de crecimiento desde el punto de vista social, cultural, económico, académico o simplemente lúdico y personal.

Se necesita acceso a las redes globales como motor para impulsar una red nacional con contendio necesario para la Cuba de ahora;  creada y gestionada por cubanos. Por ejemplo, una posibilidad sería desarrollar los dominio .cu. Que todo cubano interesado pueda hospedar sus servicios y contenidos en el dominio .cu, con costos accesibles y las debidas garantías de gestión y mantenimiento similares a la de otros hospedajes internacionales.

Implementar experiencias de otros suministradores y proveedores, más allá del monopolio de ETECSA, para acotar costos y maximizar la posibilidad real de acceso a los sectores de menores ingresos, rurales o de la tercera edad.

Limitaciones de acceso al internet desde las instituciones académicas o empresariales al internet.

Cuba continua en el percentil bajo de acceso a la red a nivel global.

Un programa nacional para que todos los estudiantes desde la primaria hasta el universitario tengan acceso gratis y universal al internet, igual con el sector empresarial estatal y cooperativo, puede logar que las metas de acceso al 50% de los cubanos sean logradas en el corto plazo.

Integrar las diferentes redes nacionales (educacionales, académicas, de investigación, empresariales, bancaria, etc…) en una  sola red nacional y facilitar con ello el acceso a sus contenidos de forma abierta en la misma que expande la demada de los mismos.

 

La única forma de lograr que Cuba (…puede integrarse soberanamente a la Internet es con una visión de nación y una infraestructura con servicios nacionales integrados que beneficien al universo de sus instituciones, organizaciones y ciudadanos.

Sin intentar adjetivar o politizar dichas metas, al estilo de Breve historia del neoliberalismo de David Harvey, cuando recordaba la conexión entre la ideología mercantil —que entiende los precios como un mecanismo de transmisión de información y, así, de coordinación social— y la centralidad simbólica que han alcanzado las telecomunicaciones en la cultura global contemporánea, la red en Cuba no necesita de esta jerga o el sentido bipolar de intentar adjetivar o politizar dichas metas. Resulta difiícil lograrlo. Internet es una herramienta de comunicación y toda comunicación resulta una expresión de poder pero también de libertad. Cuba necesita intentar logar esas metas sin adjetivar o politizarlas. El despliegue de redes de telecomunicaciones  modernas propicia el alcance a todos los ciudadanos por igual.  A nadie se le ocurriría imponer metas ideológicas al acceso de la electricidad o el agua, hacerlo con las redes de telecomunicaciones es un error que se paga con décadas de aislamiento y estancamiento económico y social.

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

Miradas al futuro…

El muy probable nuevo presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez asistió a las conclusiones del Primer Taller de Informatización y Ciberseguridad, que sesionó en La Habana, y en el que se propició “un debate honesto y sincero, crítico y justo, amplio y participativo, serio y comprometido, realista y objetivo, y también visionario”.

“Existe la voluntad y disposición del Partido y el Gobierno cubanos de desarrollar la informatización de la sociedad y poner la Internet al servicio de todos y a lograr una inserción efectiva y auténtica de los cubanos en ese espacio”.

“Es el inicio de una inmensa tarea estratégica que vamos a construir y que ya estamos construyendo”.

Díaz Canel aseguró que el tema que reunió a unos 250 expertos del país y que abrió un foro debate “on line” con más de 75 000 visitas en 48 horas, es “complejo, no hay recetas ni una respuesta única y se necesita trabajar con visión de país y con la participación intersectorial, interdisciplinaria y abierta, que permita construir una estrategia nacional, que ponga a esta tecnología y a la infraestructura que debe acompañarle, al servicio de la construcción del socialismo próspero y sostenible que se pretende”.

“Un tema como este no puede verse desvinculado de los grandes temas a los que se enfrenta el país”, añadió.

Dijo que “en la medida en que podamos tener más claro, mediante la construcción colectiva, el proyecto de país que queremos, estará mucho más clara la forma en que una herramienta como Internet puede ponerse a su servicio”.

Por otra parte aseguró que el enorme capital humano formado por la Revolución es innegable y constituye la principal fortaleza para enfrentar los desafíos y retos futuros. “Este evento ha visibilizado ese potencial”. Llamó la atención sobre el hecho de que el bloqueo de EEUU a Cuba -aunque algunos no lo quieran considerar- ha limitado el acceso a financiamientos, tecnologías, sistemas, infraestructuras, software y aplicaciones.

“El reconocimiento a su fracaso como política por parte del Presidente Obama y el anuncio de que realizarán inversiones en el sector de las telecomunicaciones, para que el pueblo cubano pueda acceder a las mismas, es un reconocimiento de ello”, dijo Díaz-Canel. El cambio de táctica, con similares propósitos de destruir la Revolución -añadió-, penetrando subversivamente en la sociedad, “también acentúa la necesidad de que avancemos más en el proceso de informatización”.

 “Se ha hecho mucho, pero no todo lo que necesitamos, ni de la manera más coherente”, reconoció.

El Primer Vicepresidente aseguró que “el Estado trabajará para que este recurso esté disponible, accesible, costeable para todos”.

Reconoció que “hay una responsabilidad del Estado y la sociedad para que eso se haga efectivo, y también presupone la convivencia con otros derechos fundamentales: el derecho a la información, la comunicación, la participación, la rendición social de cuentas, unida a la responsabilidad individual y colectiva”. 

Un derecho y un deber

Díaz-Canel añadió que “el derecho a Internet se acompaña por tanto de los deberes del ciudadano y de las organizaciones e instituciones para con la sociedad. Es por tanto totalmente responsable reconocer que el derecho de todos a Internet supone deberes en relación con su uso adecuado y conforme a la Ley y supone también la responsabilidad de los órganos de control que velan por la defensa del país y su integridad”. Agregó que la Internet debe ser “una herramienta al servicio del desarrollo humano sostenible del país y su inserción efectiva en el concierto de naciones”.

Internet y el acceso a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en general, “ofrecen oportunidades para que las personas, las organizaciones y las comunidades puedan desarrollar su pleno potencial, promover su desarrollo sostenible y mejorar su calidad de vida”, y dijo: “Internet no resuelve los problemas por sí sola, pero puede ayudar a respaldar las estrategias en función del desarrollo social“.

Otras ideas de Miguel Díaz-Canel en este importantísimo discurso:

  • El desarrollo de la Ciencia es inconcebible hoy sin Internet y la participación de nuestros científicos en las corrientes principales de la Ciencia está mediada por la capacidad de acceder a una Internet de calidad.
  • La estrategia de acceso a Internet debe ser diseñada, desarrollada e implementada sobre la base de la más amplia participación y para contribuir y potenciar el desarrollo humano sostenible, de lo contrario la fragmentación e irracionalidad de los procesos se multiplicarán.
  • El acceso a Internet supone al mismo tiempo desafíos y oportunidades pero constituye una opción necesaria para el desarrollo de la sociedad en las condiciones contemporáneas.
  • La estrategia de acceso a Internet debe convertirse en un arma fundamental de los revolucionarios para lograr la participación social en la construcción del proyecto de sociedad que queremos, desde un diseño integral de país.
  • La estrategia de uso de Internet para el desarrollo humano sostenible, de acuerdo con el modelo de sociedad cubano, tiene que ser liderada por el Partido y debe involucrar a todas las instituciones y a la sociedad para lograr el más pleno uso de sus potencialidades en función del desarrollo nacional.
  • Internet como medio de acceso a la información y la comunicación impone desafíos a las formas hasta ahora prevalecientes de organización y participación social.
  • El socialismo le otorga un lugar preferencial al derecho a la información como condición para el pleno ejercicio de la crítica y la participación del pueblo.
  • Internet plantea desafíos a las formas tradicionales de Comunicación Social, al uso de los medios de comunicación, al papel de los individuos en el espacio público y exige la existencia de políticas, normas y formas de funcionar nuevas, que deben alinear infraestructuras, servicios y contenidos para garantizar ese derecho.
  • Internet además de un espacio de acceso a la información, es un espacio para la comunicación social, la cooperación, la asociación y el trabajo en sus más variadas manifestaciones y como tal debe favorecerse.
  • Las regulaciones de Internet deben ser coherentes con las normas, principios y políticas sociales y deben ser transparentes para todos los ciudadanos, dejando claramente establecidos derechos y deberes.
  • Las regulaciones y normas que rigen el acceso a Internet y su uso deben ser coherentes con la legislación, y alinearse con los principios generales de la constitución y demás leyes vigentes y ajustarse a las cambiantes necesidades del desarrollo social.
  • Internet es una herramienta al servicio de la identidad y la cultura nacional y de la inserción soberana y universal de los cubanos, incluida la soberanía tecnológica.
  • El fomento y universalización del acceso y uso de Internet debe formar parte del proceso de desarrollo cultural nacional en su más amplio sentido y deberá acompañarse del fomento de la producción cultural nacional, la promoción de sus valores y la más amplia difusión nacional e internacional.
  • Es parte de la infraestructura básica para el desarrollo de las actividades económicas y empresariales del país y el desarrollo de las capacidades nacionales en este campo y al propio tiempo es una actividad económica con alto potencial de desarrollo.
  • En este contexto deberá fomentarse la creación de una infraestructura de Internet de acuerdo con nuestras posibilidades, que sirva de base para el desarrollo de las actividades económicas a todos los niveles, los estatales, las cooperativas y de los sectores cuentapropistas.
  • Internet tiene un potencial generador de servicios y de actividades económicas que constituyen ellas mismas fuentes generadoras de empleo y recursos y crecimiento económico.
  • Internet es una plataforma para el desarrollo nacional que está sujeta al control social.
  • Además de garantizar una gestión efectiva de sus recursos, es imprescindible establecer mecanismos de rendición de cuenta que permitan verificar en qué medida el uso de este recurso está en función de las metas de desarrollo del país y del mejoramiento de la calidad de vida de los cubanos.
  • Es un deber y una responsabilidad administrativa controlar que los recursos puestos en función de metas sociales se usen en esa dirección y que el uso de los recursos disponibles se pongan en función de apoyar las metas prioritarias de la nación.

Problemas reconocidos en el evento

El Miembro del Buró Político del Comité Central comentó que durante el debate de este I Taller de Informatización y Ciberseguridad, se ha reconocido:

  • la ausencia de políticas,
  • la implementación lenta y carente de integralidad,
  • la fragmentación,
  • la sectorialización;
  • el marco regulatorio fragmentado, sectorializado y desintegrado;
  • la ineficiencia de los servicios;
  • una determinada desprofesionalización y dispersión de los recursos humanos;
  • existencia de ilegalidades;
  • centralización del desarrollo de la infraestructura;
  • falta de transparencia en el uso de los recursos de la Internet cubana;
  • limitaciones en el acceso desde las instituciones;
  • dependencia tecnológica;
  • insuficiente dinámica en el desarrollo de servicios y contenidos.
  • complejidad en la aprobación del acceso a Internet a personas e instituciones.

Todos estos problemas, añadió Díaz-Canel, atentan contra el logro de una adecuada informatización de la sociedad. Incluyó también como desafíos:

  • Aumento de la capacidad de los Centro de Datos Nacionales y los dispositivos de acceso,
  • Una legislación nacional coherente,
  • Legislación nacional coherente y coherente con los principios ordenadores.
  • Educación en Internet y sobre Internet
  • Educación a través de Internet
  • Acceso al Conocimiento y la Cultura General Integral en Internet
  • Estándares libres y de código abierto
  • Participación online en los asuntos públicos
  • Protección de los consumidores en Internet
  • Salud y los Servicios sociales estratégicos
  • Soluciones jurídicas y judiciales de las actuaciones relacionadas con Internet
  • El tema audiovisual, que es el código fundamental de comunicación con las nuevas generaciones
  • La automatización, que tiene que responder a las problemáticas que plantea la situación demográfica del país…

En correspondencia con los riesgos y amenazas identificadas en el ciberespacio -añadió-, se diseñan acciones para proteger nuestra soberanía y afianzar la cooperación internacional en materia de ciberseguridad con otras naciones, como China y Rusia, con los que ya existen acuerdos. Aseguró que estos debates del Taller y en los que se generaron en la red, contribuirán a definir las acciones de trabajo a corto y mediano plazo en el país, y concluyó:

Solo la integración de la inteligencia colectiva, como resultado de la formación del capital humano creado en más de 55 años de Revolución permitirá alcanzar los resultados esperados. 

La única forma en que Cuba puede integrarse soberanamente a la Internet es con una visión de nación y una infraestructura con servicios nacionales integrados que beneficien al universo de sus instituciones, organizaciones y ciudadanos. Necesitamos distinguirnos, como país socialista, por una Informatización y una Internet con todos y para el bien de todos.

No podemos temer a los desafíos que impone una red como Internetno podemos renunciar al proyecto de una sociedad más justa, libre y democrática que sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre y que se haga efectiva en el contexto que nos ha tocado vivir.

La Informatización e Internet deberán acompañar la oportunidad de todos los cubanos de participar de forma activa en la construcción del país socialista, próspero y sostenible que compartimos en nuestras aspiraciones.

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

Internet en Cuba y las cifras.

La Internet en Cuba resulta una guerra de titulares, noticias falsas o medias verdades; en el mejor de los casos una constante fuente de contradicciones que más tienen que ver con los prejuicios y las tensiones de la política que con la disponibilidad técnica de la infraestructura nacional de telecomunicaciones, el impacto que puede tener -o tendrá-  el mayor acceso a las redes globales de comunicación para la sociedad cubana, para los negocios, la educación o el gobierno.

La discusión de internet en Cuba se inicia con la apropiación de los datos. Mejor con la manipulación de los datos. Menos con un análisis cuantitativo de esas estadísticas.

Veamos que nos dicen los números. ¿Qué porciento de la población cubana tiene acceso hoy a la red? 66.1% de los suramericanos acceden a la Internet al cierre del 2017,  417 940 160 millones de usuarios. Argentina encabeza la lista con un 93.1%  de su población en línea la cierra  Honduras con solo un 28.7%.

Desde Cuba acceden a alguna red 4 415 974 millones de personas para un 38.4% de su población al cierre del  2017.

En este mismo blog hemos descrito y analizado estos números, según nuestras encuestas aproximadamente un 48.8% de esos 4 millones acceden a la totalidad de la internet, aproximadamente 2 154 995 millones,  solo un 19% del total de su población. El resto se conectan solo a la red nacional (conocida como Intranet) o a un servicio de correo electrónico, etc; y las estadísticas de la Isla los contabilizan como usuarios a Internet. Pueden ver más detalles aquí.

En América Latina se encuentran por debajo de Cuba: Honduras con un 28.7% de su población en línea, Nicaragua 30.2% y Guatemala 34%.

Las cifras anteriormente expuestas resultan simplemente cuantitativas. Y la calidad del acceso. El más reciente informe de la Unidad de Investigaciones de la revista “The Economist” publica su índice “The Inclusive Internet Index 2018. Executive Summary” el cual intenta cuantificar esa calidad y medir el impacto del acceso a la red. En su prefacio explica: The index includes, but goes beyond, conventional metrics of Internet access by measuring a richer array of factors, including affordability, relevance to people’s lives, and the extent to which policies and other factors support its use.

 Para lograrlo “Inclusive Internet Index” establece cuatro categorías:

Availability: Calidad y disponibilidad de infraestructura requerida para satisfacer a los usuarios.

Affordability  El costo para acceder relativo a los ingresos y el nivel de competencia en cada mercado.

Relevance  El nivel, la calidad así como la extensión del contenido local en la red.

Readiness La capacidad de los usuarios al acceder, la que incluye habilidades técnicas, aceptación cultural y políticas de acceso inclusivas.

Entre sus resultados más destacado el informe señala el incremento de la conectividad global a la Internet para el 2017, el cual creció con respecto al año precedente en un 8.3%. Cuba creció en un 13.6% entre 2015 y 2016 según informe de la ONEI.  Por encima de la media global pero muy por debajo de los países más dinámicos en el acceso de su población a la internet. El mayor incremento se produjo en los países de más bajos ingresos: Rwanda (490.8%), Nepal (138.1% y Tanzania (87.8%).

Para una mejor clasificación se clasifican los países de altos, altos-medios, bajos-medios y bajos ingresos, los diez primeros por cada una categoría se muestran en la siguiente tabla.

Las diez naciones con un mayor incremento con respecto al índice del año anterior se muestran en la siguiente tabla.

Con una destacada presencia regional la ecabeza Chile con un incremento de doce puntos con respecto al indice del 2017, México cuatro, Colombia  y Guatemala con tres puntos, entre los 70 países considerados.

El acceso de calidad al internet desde Cuba, no se trata de imponer juicios de valor cuantitativos sesgados por cuestiones ideológicas. Es un esfuerzo de todas las fuerzas involucradas: ETECSA, MIC, usuarios, desarrolladores, profesionales y sociedad civil. La calidad de ese acceso se medirá como bien escribe Aymara Vigil  como una herramienta cualitativa de soporte para la superación personal, individual, y de conjunto a toda la sociedad.

Un instrumento de pluralidad en el eje binario que se impone cuando se escribe o se debate sobre el presente o el futuro de Cuba, cuando casi siempre los matices del claro oscuro se tornan blancos fluorescentes o negros intensos; y,  que por supuesto, condicionan el acceso de los cubanos de forma universal y transparente a la internet.

Una inclusión social al internet pasa por la colaboración entre todos. Ningún factor puede ser decisivo por sí solo. El reporte de la revista “The Economist” “The Inclusive Internet Index 2018. Executive Summary”  concluye con estas ideas, las cuales comparto, en doble sentido de la palabra:

As with progress so far, closing the remaining gaps in Internet inclusion will require collaboration  among governments, the private sector, academics, technologists and civil society. Governments can help on the supply side with policies enabling new technologies, investment and networks, and on the demand side by helping foster eGovernment, public health or education applications. With enabling policies in place, the private sector can then continue to extend the Internet’s infrastructure and explore new technologies and applications that drive demand and give more people access to the Internet’s benefits.

 No single stakeholder  or group can achieve Internet inclusion alone. Rather, we all have to work together, each leveraging our relative strengths and expertise, to achieve our mutual goal of Internet inclusion.

——————————————————————————————————–

up to dated             20/3/2018

Por los comentarios de mis lectores veo que existen dificultades en leer los dos últimos párrafos del post, entonces  les incluyo una traducción libre.

El progreso a largo plazo, como puede ser el objetivo de una Internet inclusiva, requiere la colaboración entre gobierno, sector privado, académicos, técnicos y la sociedad civil. El gobierno puede ayudar en prover políticas que permitan desplegar nuevas tecnologías, inversiones y redes de conectividad; desde el punto de vista de la demanda apoyando el Gobierno electrónico,  aplicaciones en la salud pública o la educación. Con  políticas bien definidas el sector privado puede extender la infraestructura de Internet y al mismo tiempo explorar nuevas tecnologías y aplicaciones para orientar a la demanda y brindar mayor acceso a las personas a los beneficios del Internet.

Ningún factor o grupo puede logar dicha inclusión por sí solo. Todos deben aportar resultados relativos y sus experiencias, para alcanzar nuestro objetivo:  una Internet inclusiva.

 

Publicado en Sin categoría | 8 comentarios

El bienestar de lo pequeño.

La revista Temas No 89 90 dedica su nuevo número doble a “La pequeña escala como modelo de desarrollo” en momentos en que se espera un nuevo paquete de normativas y legislaciones para el trabajo privado en la Isla.

El próximo jueves, 29 de marzo 2018, el encuentro de debate y reflexión que promueve la propia revista Temas estará dedicado a conversar acerca de los grupos de altos ingresos en Cuba, sus dinámicas y características.

De ahí la importancia y la oportunidad de la nueva entrega de la revista. Su visión general e individual de la actual sociedad cubana, sus rasgos dinámicos dentro de una dialéctica de cambios políticos y económicos, pero sobre todo su impacto en la sociedad y sus individuos.

El esfuerzo intelectual de la revista Temas tiene por meta una dinámica multifactorial. No basta con la unificación monetaria y su impacto en la macroeconomía, si no el impacto sobre los trabajadores y las empresas estatales. O el emergente sector privado. Tiene que ver con la reforma al mercado del trabajo, los precios y por último los ingresos.

Tenemos por una parte la propuesta de la emprendedora empresa privada en Cuba, ya sea “cuentapropismo” o pequeña y mediana empresa; y los efectos en la distribución de los ingresos y la propiedad en Cuba que ella provoca. Según cifras internacionales dicho sector emplea más del 30% de la población económicamente activa y aporta entre un 7% y un 20% al Producto Interno Bruto.

Una dinámica de reforma económica y de paradigmas sociales y hasta culturales en Cuba en momentos en que por cuestiones temporales y/o biológicas la dirigencia histórica le da paso a una nueva generación.

En la presentación leemos:

Este número, armado por Rafael Betancourt y nuestro equipo editorial, analiza el rol de la pequeña escala (empresarial, territorial, privada, estatal, cooperativa) como sostén de dinámicas de desarrollo, en términos de eficiencia, crecimiento, innovación tecnológica, empleo, competitividad, resistencia ante crisis. Los casos reunidos aquí abarcan desde India y China, pasando por Rusia, Francia y el resto de Europa, hasta nuestra región, y sectores que van desde la agricultura a la bioteconología. Con esta entrega, Temas intenta contribuir modestamente al fomento de una cultura de la economía.

Por su parte en la presentación de la publicación en la Feria del Libro 2018, Ricardo Torres brinda algunas pautas de la situación actual del debate sobre el tema.

Quiero terminar esta pequeña reflexión, muy improvisada sobre el tema, con una idea: muchas veces no es casual que en determinados debates, determinados contextos socioeconómicos, estas escalas pequeñas tengan un rol menor. Existe la idea, y por eso mencioné antes el caso de la nueva izquierda latinoamericana, de que hay un criterio de justicia social que tiene que ver con distribuir, centralizadamente, recursos para satisfacer necesidades de grupos poblacionales que pueden ser muy amplios. 

El “rol menor” del que escribe Torres lo conoce muy bien el consejo de redacción de Temas. Y finaliza y comienza con la distribución de la riqueza y la propiedad en las sociedades del siglo XXI.  La adaptabilidad al entorno global y complejo del mundo actual ya sea “empresarial, territorial, privado, estatal, cooperativo” proporciona la única posibilidad de “sostén de dinámicas de desarrollo, en términos de eficiencia, crecimiento, innovación tecnológica, empleo, competitividad, resistencia ante crisis”.

Tomemos como ejemplo un agregado macroeconómico: el salario.

El salario real del sector estatal en Cuba, como fuente fundamental de ingresos en una economía socialista, aun no se  recupera desde 1989. Señala el economista Cubano Carmelo Mesa Lago: “(…) el salario era un décimo del nivel de 1989; después con la recuperación aumenta consistentemente, pero todavía en 2016 era 39,3% del nivel de 1989, o sea, un 60,7% menor, esto quiere decir que el poder adquisitivo se contrajo en ese porcentaje. Si se observa el año 2010, usado como base por la CEPAL, el salario aumenta de 27,1% a 39,3% pero esta es una visión a corto plazo que no se conforma con una mirada a largo plazo (2). Cuba es el único país en América Latina donde el salario en el sector estatal (la enorme mayoría en el país) se fija centralmente; la ley no estipula su ajuste al IPC y concede gran discrecionalidad al gobierno para hacerlo. El salario medio estatal mensual de 687 CUP en 2015, equivalía a 27 dólares, insuficiente para cubrir las necesidades básicas (excluyendo educación y salud), mientras que el salario mínimo de 225 CUP era una cuarta parte del ingreso necesario para cubrir necesidades básicas”.  

“Qué pasa con las leyes?

Al final la cuestión del equilibrio y la dinamica de lo “pequeño” con lo “grande” concluye en y con el individuo.

 

Esa cultura individual y de la sociedad civil como parte decisiva en el actual debate sobre políticas y por supuesto el reordenamiento de toda la sociedad cubana. No por casualidad (imagino) el equipo editorial de Temas incluye en el mismo número una interesante sección con una serie de preguntas: ¿Qué peso tiene la legislación en la Actualización del modelo? ¿En qué medida es fundamental en el proceso de implementación de los cambios? ¿Cuáles son los problemas de la instrumentación normativa de las políticas? ¿Cuáles afectan el área específica de la producción de normas? ¿Cómo explicar que la legislación aparezca retrasada respecto a las políticas enunciadas hace un lustro?

Me parece la mejor sección del ejemplar.

La nueva legislatura y el nuevo gobierno tendrá que priorizar un debate sobre políticas no solo monetarias o tributarias sino laborales y de acceso a la propiedad privada de los medios de producción,  o el acceso a los mercados internacioneales de capitales o bienes, o a las comunicaciones y los flujos globales de saberes y bienes, pero sobre todo debe llegar a un consenso para aplicarlas oportuna y en las mejores condiciones para que sean operativas y oportunas.

Al final el bienestar y la durabilidad de los proyectos sociales se definen por el bienestar de lo pequeño: las personas.

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Spectrum Approaches

 

The Internet Society’s goal is to make the Internet available for everyone, everywhere.

The Internet currently reaches three  billion users, meaning that over half of the world’s
population remains offline.

This connectivity “gap” exists in urban, rural, and remote unserved and underserved areas of many countries, particularly developing and least-developed countries. Historically, this includes the challenge of extending connectivity infrastructure and affordable services to end-users (often times referred to as the problem of “the last mile”), and the challenge of attracting and enabling people to be online.

Factors that contribute to these challenges are well understood: lack of affordable access to
backbones, barriers to entry (licensing, taxes, spectrum allocation practices), low population density, high deployment costs, low economic capacities of some populations, limited availability of locally relevant content, and issues with technical skills. The connectivity “gap” needs to be closed. By closing this gap, economic and social benefits can be brought to communities across the globe.5 One way to help close the gap is through community-based connectivity projects , particularly through community networks, network infrastructures built, managed, and used by local communities.

To truly connect everyone, everywhere, community networks must be recognized as a viable way for the unconnected to connect their communities. This is a paradigm shift where the focus is on allowing communities to actively connect themselves. To achieve this paradigm shift, policy makers and regulators should recognize that connectivity can happen from the “village” or “community” out – where the last mile is essentially a “first-mile,” where citizens build their own networks. Community networks are complementary to traditional, commercial telecommunications networks.

Policy and regulatory factors to enable community networks to succeed include innovative
licensing, funding opportunities that can include, but are not limited to, traditional universal service funds (USF), and access to spectrum. The focus of this paper will be on the importance of enabling access to spectrum, including utilization of currently unused spectrum, recognizing that other challenges to community networks also exist.

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios