SpaceX y la INTERNET de bajo costo.

El último lanzamiento de SpaceX ha puesto un satélite de comunicaciones en la orbita baja terrestre utilizando cohetes propulsores reutilizables. Este lanzamiento puede propiciar el despliege definitivo de los satelites para internet en orbitas bajas, reducir significativamente los costos y significar que los proyectos de internet  de bajo costo puedan ser accesibles desde cualquier punto de la tierra.

SpaceX (Space Exploration Technologies Corporation) es una empresa de transporte aeroespacial creada por el multimillonario Elon Musk, a su vez uno de los fundadores de la empresa de pagos en línea Paypal.

SpaceX es la gestora de las lanzaderas reutilizables de la serie Falcon 1 y Falcon 9 y de las capsulas espaciales Dragon. Las siguientes imágenes describen el momento del lanzamiento, cuando el Falcon 9 alcanza los 72.6 kilómetros, la orbita seleccionada, y se separan los cohetes propulsores.

Posterior a la separación los propulsores se alinean sobre la órbita terrestre para iniciar el descenso, tal como se aprecia en la siguiente imagen.

A los 61.9 kilómetros se encienden los motores que permiten un descenso en vertical y a la velocidad apropiada, la telemetría se observa en la parte superior derecha de las imágenes.

Finalmente los chotes propulsores de la primera etapa aterrizan sobre la tierra, listos para su posterior reutilización, como se observa en la anterior imagen.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 2 comentarios

Superficiales (+Descargar libro)

El correo electrónico parpadea con un mensaje inquietante: “Twitter te echa de menos. ¿No tienes curiosidad por saber las muchas cosas que te estás perdiendo? ¡Vuelve!”. Ocurre cuando uno deja de entrar asiduamente en la red social: es una anomalía, no cumplir con la norma no escrita de ser un voraz consumidor de twitters hace saltar las alarmas de la empresa, que en su intento por parecer más y más humana, como la mayoría de las herramientas que pueblan nuestra vida digital, nos habla con una cercanía y una calidez que solo puede o enamorarte o indignarte. Nicholas Carr se ríe al escuchar la preocupación de la periodista ante la llegada de este mensaje a su buzón de correo. “Yo no he parado de recibirlos desde el día que suspendí mis cuentas en Facebook y Twitter. No me salí de estas redes sociales porque no me interesen. Al contrario, creo que son muy prácticas, incluso fascinantes, pero precisamente porque su esencia son los micromensajes lanzados sin pausa, su capacidad de distracción es enorme”. Y esa distracción constante a la que nos somete nuestra existencia digital, y que según Carr es inherente a las nuevas tecnologías, es sobre la que este autor que fue director del Harvard Business Review y que escribe sobre tecnología desde hace casi dos décadas nos alerta en su tercer libro, Superficiales. ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes? (Taurus).

**

Acabo de leer la siguiente noticia en un diario digital, con el titular ‘en Cuba muchos usan Facebook, pero desconocen que es la internet’. De una encuesta en este blog (ver a la derecha) se desprende que el 87% de los usuarios cubanos cuando acceden a la red de redes reconocen navegar por dicha red social como su principal actividad. Otros asocian la experiencia de la red a los buscadores estilo Yahoo o Google. Ese desconocimiento disminuido del internet es posible sea un síntoma más de lo que describe Nicholas Carr en su polémico ensayo ¿Qué está haciendo internet con nuestras mentes. Superficiales?

Para muchos Internet es el mayor canal de información, entretenimiento y acceso al conocimiento que existe en el mundo. Se emplea una considerable cantidad de horas al día para ‘navegarla’. Revisar correos, leer noticias e informarnos, escuchar música, incluso ver contenido multimedia, conversar, o leer y escribir blog personales.

La comunicación es lo que nos hace humanos.

La red se ha convertido en un gigantesco filtro de esa realidad física -y hasta psicológica y emocional-  que nos llega en forma digital. ¿Cuál será su influencia? Para algunos podría disminuir nuestras capacidades intelectuales, nuestro cognitivismo profundo experiencia que nos distingue como homos,  otros estiman que el acceso a las tecnologías de la información exponencialmente expanderá nuestra capacidad intelectual, generando sociedades del conocimiento globales; y, eventualmente, el acceso a las comunicaciones globales será nuestro  próximo paradigma evolutivo.

Uno de los más recientes debates sobre estos temas implica el libro de Nicholas G. Carr experto norteamericano en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). El mismo describe en su libros los síntomas…antes se sumergía en un libro y era capaz de zamparse páginas y páginas hora tras hora. Pero ahora sólo aguanta unos párrafos. Se desconcentra, se inquieta y busca otra cosa que hacer: “La lectura profunda que solía suceder de forma natural se ha convertido en un esfuerzo”.

Sus páginas son una catarata para deslizarnos en uno de los temas más polémicos sobre el uso de las tecnologías de las comunicaciones en la era digital. La comunicación es lo que nos hace humanos. La habilidad de trasmitir información de un individuo a otro, de una generación a otra generación; primero en forma oral, después mediante símbolos en soportes que van desde el papiro y el papel hasta los bits dentro de una memoria USB o una fibra óptica.

Escribe Carr: “[Los medios] Suministran el material del pensamiento, pero también modelan el proceso de pensar”. 

“Creo que la mayor amenaza es su potencial para disminuir nuestra capacidad de concentración, reflexión y contemplación… Mientras Internet se convierte en nuestro medio universal, podría estar re-adiestrando nuestros cerebros para recibir información de manera muy rápida y en pequeñas porciones. Lo que perdemos es nuestra capacidad para mantener una línea de pensamiento sostenida durante un periodo largo”.

El planteamiento de Carr fue como un terremoto en los foros y chat especializados, como en la revista científica online Edge.org. Y de allí a los medios masivos de todo el mundo.

Los neurólogos científicos sostienen que todas las actividades mentales influyen a un nivel biológico en el cerebro. “El cerebro evolucionó para encontrar pautas. Si la información se presenta en una forma determinada, el cerebro aprenderá esa estructura”. Es lo que sucede por ejemplo con los matemáticos, los músicos, o los lingüistas. Lo que queda por ver es si esa influencia va a ser negativa, como vaticina Carr, o si va a ser el primer paso para integrar la tecnología en el cuerpo humano y ampliar las capacidades del cerebro a escalas nunca imaginadas.

Nuestras herramientas definen la propia naturaleza del homo sapiens en su evolución.

La tecnología per se es otra de las ‘formas’  de nuestra propia experiencia cognitiva y una extensión de nuestras rutinas como especie, desde la conquista del fuego o el invento de la rueda o la agricultura al buscador de Google o de Facebook. Nuestras herramientas definen la propia naturaleza del homo sapiens en su evolución.

Por su parte Carr en su texto se alarma de la extensión de esa influencia tecnología en nuestra psicología y neurología. Y nos explica lo que para él será un gran salto en nuestros hábitos de lectura y aprendizaje comparados quizá al eco que tiene en nuestra civilización la imprenta de Gutenberg, con la consecuencia de socialización de la lectura, la alfabetización de las sociedades, la democratización del conocimiento y la universalizacion de la pluralidad humana.

Carr nos explica nuestro cambio para enfrentar la leer y comunicarnos como especie en un contexto digital y global. Hoy para cualquier persona con acceso a las redes y los dispositivos tecnológicos sus lecturas digitales estarán sobre el 80% de todo lo que lee en el día. Aunque amo los libros e intento luchar por el papel impreso y por condiciones geográficas y tecnológicas no soy de la primera ‘generación digital” puede que al finalizar mi jornada el 90% de  todo lo que lea esté en algún formato digital. Expertos inciden en que se trata de un cambio vertiginoso.

“La Red ha provocado que la gente se comporte de una manera bastante diferente con respecto a la información. Esto podría parecer contradictorio con las ideas aceptadas de la biología y la psicología evolutivas de que el comportamiento humano básico no cambia de manera súbita”.

Al parecer nuestras respuestas evolutivas si cambian de manera brusca. Ese poder de las nuevas redes de comunicación resulta abrumador, en el sentido único, que pueden contener todas las formas conocidas de comunicación humana. “Nunca un sistema de comunicaciones ha jugado tantos papeles en nuestras vidas o ejercido semejante influencia sobre nuestros pensamientos, como Internet hace hoy”, explica Carr. “Aun así, a pesar de todo lo que se ha escrito sobre la Red, se ha prestado poca atención a cómo nos está reprogramando exactamente”.

En su ensayo reconoce que una de las peores influencias de la digitalización es el modo de “lectura superficial”. Y no solo de lectura, si no de comunicación, de debate político o social, asimilación de arte y contenidos de entretenimiento o difusión de pensamiento y experiencias psicológicas, de introspección y contemplación. Y como ello afectará lo que define como ‘pensamiento profundo’.

El debate está sobre la mesa. ¿Cómo afectará las redes de telecomuniciones globales nuestros procesos de cognición y de interacción a nivel individual y social? ¿Cómo afectará nuestro ‘pensamiento profundo’?

Kurzweil un experto en inteligencia artificial expresa un punto de vista completamente opuesto al de Carr. “Cuanto más confiamos en la parte no biológica (es decir, las máquinas) de nuestra inteligencia, la parte biológica trabaja menos, pero la combinación total aumenta su inteligencia”. Otros desdicen de esta predicción.

Edward Tenner en “Our own devices: how technology remake humanity (Nuestros propios dispositivos: cómo la tecnología rehace a la humanidad), comparte las críticas de Carr. “Coincido con la preocupación por el uso superficial de Internet, pero lo considero como un problema cultural reversible a través de una mejor enseñanza y un mejor software de búsqueda, y no como una deformación neurológica”.

Usuarios de ‘corta y pega’ o el medio es el mensaje.

El libro de es una sinfonía en contra del “corta y pega” o una afirmación de que  ‘el medio es el mensaje’. Nos provoca al pensamiento creativo que no tiene un fin, no tiene como fin el lucro u otra manifestación elitista o materialista… El pensamiento como expresión de reflexión y contemplación de nuestro mundo y nuestra propia experiencia humana, ya sea social o individual.

En una reciente entrevista Nicholas Carr ante la pregunta  ¿nos dirigimos hacia una sociedad tipo Gran Hermano? Contestó. Creo que nos encaminamos hacia una sociedad más parecida a lo que anticipó Huxley en “Un mundo feliz” que a lo que describió Orwell en “1984”. Renunciaremos a nuestra privacidad y por tanto reduciremos nuestra libertad voluntaria y alegremente, con el fin de disfrutar plenamente de los placeres de la sociedad de consumo. No obstante, creo que la tensión entre la libertad que nos ofrece Internet y su utilización como herramienta de control nunca se va a resolver. Podemos hablar con libertad total, organizarnos, trabajar de forma colectiva, incluso crear grupos como Anonymous pero, al mismo tiempo, Gobiernos y corporaciones ganan más control sobre nosotros al seguir todos nuestros pasos online y al intentar influir en nuestras decisiones.

Al final todo se reduce al ‘influir en nuestras decisiones’ mediante el corta y pega o cuando los medios son el mensaje.

Carr_Nicholas_-_Superficiales_Que_esta_haciendo_internet_con_nuestras_mentes_pdf

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 6 comentarios

Comunicación y poder de Castells

Esta galería contiene 1 foto.

por Manuel Arias Maldonado    Si bien hay un sentido en el que la afirmación de que los seres humanos hacen lo que pueden constituye una absoluta banalidad, no es menos cierto que, bien mirada, la frase esconde otro sentido … Sigue leyendo

Más galerías | Deja un comentario

Inside OpenAI

Esta galería contiene 3 fotos.

Inside OpenAI, Elon Musk’s Wild Plan to Set Artificial Intelligence Free | WIRED  MICHAL CZERWONKA/REDUX The Friday afternoon news dump, a grand tradition observed by politicians and capitalists alike, is usually supposed to hide bad news. So it was a … Sigue leyendo

Más galerías | Deja un comentario

Anonymous: la propaganda por el bit.

Esta galería contiene 2 fotos.

  1 Acabo de leer un libro de Nicholas Carr, “Superficiales. Que está haciendo INTERNET con nuestras mentes” que me parecer oportuno reseñar más adelante en este blog. Puedes hacer un muestreo aleatoria en esta plataforma  -y en todas-  y … Sigue leyendo

Más galerías | Deja un comentario

Google Global Caché en Cuba

En una de las reseñas que recorren los sitios relacionados con la internet en Cuba, se puede leer:

“Los cubanos podrán acceder a sitios del gigante Google más rápido desde este miércoles, cuando el servicio Google Global Caché (GGC) ya está activo y disponible en la isla, según comprobó la firma de análisis de Internet Dyn Research. Los nodos de GGC finalmente fueron activados en las últimas 24 horas”.

Existe una marcada tendencia que la realidad del internet en Cuba se desarrolla y ndecide como una guerra de titulares. Los titulares son a veces grandiosos y altilocuentes. Pero la realidad de la navegación a la red en la Isla tiene aún muchas carencias y limitaciones que no se corresponden en ocasiones con los titulares y las noticias virales que circulan en la red.

A primeras horas de la mañana del jueves la velocidad para acceder a los servicios del gigante norteamericano en las redes cubanas  (YouTube y Google Maps) parecen ser las velocidades y las ‘latencias” acostumbradas por los inter-nautas cubanos desde las salas de navegación de ETECSA. A pesar de los titulares no se observan mejoras evidentes en la conectividad a los servicios de Google.

Doug Madory, director de análisis de Dyn Research, con sede en New Hampshire, escribió un correo que se difunde en la red:

 “Es un hito, ya que es la primera vez que una empresa de internet que no es del país ha almacenado algo en Cuba”, destacó. Sin embargo hasta el momento de escribir estas líneas Google oficialmente no ha o confirmado el comienzo del servicio.

Tampoco en la página oficial de ETECSA aparece información alguna.

Al parecer el pasado miércoles solo se realizó una prueba y el servicio aún no está disponible para todos los nodos de ETECSA, el único proveedor de internet en Cuba, pues las latencias en dos de los servicios de Google disponibles en Cuba -Maps y YouTube- que más demanda necesitan por el tamaño de sus paquetes en el tráfico de la red y por la capacidad que consumen en  los ‘buffers” disponibles es semejante a las de semanas anteriores.

Google Global Caché (GGC) permitirá almacenar determinados contenidos de Google como Gmail y YouTube en servidores locales instalados bajo la administración de ETECSA. El acuerdo entre el conglomerado Alphabet, del cual Google es una de sus principales subsidiarias, y ETECSA se firmó en La Habana en diciembre del año pasado.

El propia Madory explica en su comunicado: “Esto sólo mejorará la experiencia de los usuarios cubanos con las páginas web de Google, con la mejora más notable en la carga de los vídeos de YouTube”. El vídeo provoca un muy elevado tráfico y el almacenamiento en caché de los vídeos populares a nivel local va a mejorar el tiempo de carga y aliviar los congestionados enlaces internacionales de ETECSA”, agregó.

Google desde antes del establecimiento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos de América ha realizado varios intentos de mejorar el acceso a internet en la isla, uno de los más lentos en el planeta y con una tecnología casi obsoleta, pese a la existencia del cable submarino ALBA-1.

Tampoco se conoce si los servicios y productos que Google tiene bloqueados a los cubanos; como Code, Appengine, Swiffy, Earth, Web Designer, Sites o Page Speed Insights…se desbloqueara una vez operativo el GGC.

O se desbloqueara el acceso al Gmail, Blogger, o el Google Plus desde  algunos centros de trabajo, educacionales o institucionales por parte de la administacion cubana.

PD

Por último, a nuestros lectores,  les solicitamos  en la medida de sus posibilidades que nos faciliten las velocidades de “latencia” una vez el servicio GGC este definitivamente disponible en toda la Isla. Lo pueden accer mediante comenatarios en la entrada. Para  poder cuantificar realmente la calidad de las prestaciones del Google Global Caché (GGC).

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 13 comentarios

Nuevas tarifas en los Joven Club de Computación.

 El Ministerio de las Comunicaciones, por las facultades conferidas para establecer los precios a los servicios de los Joven Club de Computación estableció mediante la Resolución No. 3/2017 (Copia Corregida) nuevas tarifas para dichos servicios.

La mencionada norma en su apartado PRIMERO establece: “Aprobar con carácter de máximas las tarifas técnicas productivas y las tarifas fijas a la población en CUP, para los servicios que brinda la unidad presupuestada Joven Club de Computación y Electrónica a personas naturales y jurídicas siguientes”.

La única gratuidad que se mantiene es la relacionada con los cursos a las personas naturales, el resto de las actividades tiene una cuota fija establecida por hora, incluida la muy popular entre los jóvenes cubanos que no tienen acceso a una computadora personal como es el alquiler de tiempo de máquina, que mantiene un costo de 2.00 pesos cubanos  por hora.

La asesoría y la implementación y el alquiler de máquinas tanto para las personas naturales y jurídicas mantienen un costo de 10 CUP por hora. Igual que el desarrollo y la implementación de aplicaciones informáticas.  Las mayores modificaciones vienen relacionadas con los trabajos de “asistencia informática” ahora las tarifas son más flexibles y van desde los 40 a 50 CUP por hora y por meses contratados.

La página oficial del Joven Club de Computación, consultada el día 25 de marzo del 2017, aún se encuentra desactualizada con las tarifas de las anteriores normas  ahora  ya derogadas por la citada Resolución No. 3 del 2017.

A primera vista resulta interesante poder delimitar las sutilezas entre ‘tiempo de máquinas’ y ‘alquiler de máquinas’.

Por ejemplo tiempo de maquina se refiere a la interacción del cliente con la computadora, mediante la cual puede desarrollar proyectos personales, dedicarse al ocio, jugar, ejercitar conocimientos. Todas estas actividades pueden ser auxiliadas, en caso de ser necesario, por especialistas de las instalaciones. Alquiler de máquinas utilización por parte del cliente de una o varias computadoras, previamente reservadas por un período de tiempo específico.

 O entre ‘asesoría e implementación’ y el trabajo de ‘asistencia’.

 ‘Asesoría e implementación’ consiste en la asistencia especializada en temas relacionados al procesamiento de información digital y redes informáticas, que proporcione vías de solución en cuanto al asesoramiento, implementación y configuración de software. Incluye la instalación y configuración de clientes ligeros, diseño e implementación de redes informáticas, administración y configuración de redes y servidores.

‘Asistencia’ servicio orientado al soporte técnico, proporcionando vías de solución con la utilización de herramientas de software. Ofrece la disponibilidad de personal capacitado en redes de comunicación, sistemas de información, sistemas operativos, bases de datos y otros, para brindar asistencia al cliente en su domicilio, con el objetivo de solucionar problemas presentes.

Por último la nueva norma establece que el Director General de la unidad presupuestada Joven Club de Computa­ción y Electrónica, será el encargado de adoptar las medidas necesarias que permitan co­nocer la efectividad de lo dispuesto y proponer las modificaciones que resultan necesarias.

 

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 2 comentarios

“Vigilan y Castigan”.

  

En un reciente artículo de Cubadebate   -publicado originalmente en la revista de negocios norteamericana Bloomberg-  se nos intenta explicar o razonar una distinción entre las guerras cibernéticas que se nos avecina, entre esas opciones entre ofensivas y defensivas. El artículo termina con los dos siguientes párrafos que me parecen esenciales.

“La estrategia actual de construir mejores ciberarmas sin tener en cuenta la defensa sólo funciona si el Gobierno logra tener superioridad sobre todas las redes del planeta. Eso no es realista. La seguridad informática está basada en el conocimiento y ninguna entidad por sí sola puede monopolizar esa tecnología. La mejor alternativa es poner las herramientas de seguridad en la mayor cantidad posible de manos. La defensa es mucho más fácil si las personas ya saben cómo protegerse”.

El debate sobre el control, o la gobernanza del internet,  puede que ya sea un tema fuera de los titulares de la prensa occidental. Pero los intentos de los gobiernos de “tener superioridad” sobre todas las redes del planeta son bien realistas y actuales. Al menos por parte de los actores interesados a lo interior de esos gobiernos comisionados para ‘vigilar y castigar’, para utilizar los términos empleados por el filósofo y ensayista  francés Michel Foucault en su conocido texto.

Resulta que esas tecnologías    – y posibilidades que esas redes computacionales y de comunicaciones-   les han propiciado a los individuos del siglo XXI unas poderosas herramientas para (re)definirse como nuevos Ciber-Ciudadanos actuantes dentro de las dinámicas políticas e ideológicas de unas sociedades que aún conservan las estructuras políticas esquemáticas y binarias diseñadas en los siglos XVII y XVII.

Nos explica Foucault:

“La teoría política de los siglos XVII y XVIII parece obedecer a menudo, en efecto, a este esquema. Pero no hay que olvidar que ha existido en la misma época una técnica para constituir efectivamente a los individuos como elementos correlativos de un poder y de un saber. El individuo es sin duda el átomo ficticio de una representación “ideológica de la sociedad; pero es también una realidad fabricada por esa tecnología específica de poder que se llama la “disciplina”. Hay que cesar de describir siempre los efectos de poder en términos negativos: “excluye”, “reprime”, “rechaza”, “censura”, “abstrae”, “disimula”, “oculta”. De hecho, el poder produce; produce realidad; produce ámbitos de objetos y rituales de verdad. El individuo y el conocimiento que de él se puede obtener corresponden a esta producción. Pero atribuir tal poder a los ardides con frecuencia minúsculos de la disciplina, ¿no es concederles mucho? ¿De dónde pueden obtener tan amplios efectos?”

Para nuestras sociedades contemporáneas cada vez más integradas en redes globales de comunicaciones   -pero también de comercio, de apropiación de simbologías y de paradigmas culturales-  y, cada vez más enfocadas, no solo en la aprapiación de ese conocimiento,  sino en el manejo de esas complejas estructuras para su apropiación y difunción por parte de esos individuos transformados ya en “ciudadanos en red”;  y libres o sin la inmediata mediación de esas estructuras políticas nacidas y consolidadas por la primera revolución industrial.

El péndulo entre el marco de esas estructuras políticas-ideológicas-económicas  y los  individuos como actores de ámbitos de verdad y reguladores del poder parece oscilar ahora por primera ves desde el Renacimiento a favor de estos últimos.

Ahora esos individuos convertidos en ciberciudadanos globales y con sus relaciones sociales a escala global (re)producen esa disciplina del poder nacional y su máxima representación el Estado a escala personal para rechazar todo lo excluyente, lo que se oculta o se intenta disimular.

Resulta que esos artificios señalados por Foucault como la “frecuencia minúsculas de la disciplina” están fluctuando entre la ‘ofensiva’ y la ‘defensiva’ y no solo a lo que se refiere a la propia gobernanza del internet. Esa propia red que permite la mejor de todas las alternativas potenciales o deseables “poner las herramientas de seguridad en la mayor cantidad posible de manos”.

Por lo tanto la propia red no solo reproduce esas herramientas, las pone a disposición de los individuos. Ese conocimiento -y esas herramientas-  están disponibles no solo para protegerse sino para tomar la iniciativa en medio de esa guerra ofensiva y/o defensiva anunciada en el artículo de  Bloomberg.

Comenta el articulista, “en las últimas semanas, WikiLeaks ha dado a publicidad una serie de herramientas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) diseñadas para interceptar teléfonos, computadoras y otros dispositivos, un beneficio inesperado para los piratas informáticos y un dolor de cabeza para los fabricantes de estos dispositivos”. Me atrevo a escribir no solo para la CIA, los fabricantes de los dispositivos o los hackers, las filtraciones de WikiLeaks proporcionan el mayor beneficio para esos, los ciberciudadanos que por primera vez tienen el conocimiento de esas herramientas y los métodos utilizados por quienes los “vigilan y castigan”.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 8 comentarios

Wayback Machine, la Máquina del tiempo en INTERNET.

Hay un viejo dicho que nos explica que la historia suelen escribirla los vencedores.

El Ministerio de la Verdad según la gran novela de George Orwell. Se imagina un Ministerio de la Verdad gobernando el internet. Una gigantesca masa de burócratas globales encargados de editar, copiar, pegar, borrar, monitorear y censurar de acuerdo a los paradigmas de los vencedores.

Recientemente leía que Facebook había censurado una foto histórica tomada en un campo de concentración austriaco pues contenía desnudos masculinos. Las protestas no se hicieron esperar y permitieron que la desgarradora imagen de aquellos hombres famélicos y desnudos con la mirada perdida en el horizonte de la locura no fuera censurada. Facebook al estilo de esa ‘gobernanza’  intenta mostrar una versión reciclada de la verdad, mostrar su versión de la verdad,  pero en el intento no sabe distinguir entre los desnudos y la barbarie desnuda.

Eperanzas de muchos al proponer una gobernanza del internet, instaurar un Ministerio de la Verdad con alacance global. Una historia reciclada y reescrita para ajustarla a las perspectivas e intereses de los vencedores.

El internet puede tener algo que decir  (y hacer)  cuando se trata de reescribir, modificar o borrar la historia. La eventualidad de manipular y/o eliminar todo aquello que no encaje con nuestros prejuicios o ideas. O la posibilidad de conservar lo publicado en la red aun cuando no esté disponible en su versión original. Es una de las fortalezas de la red de redes. Se imaginan una Máquina del Tiempo en el internet.

Brewster Kahle encontró una respuesta para la volatilidad del internet, para poder viajar entre las versiones de los hechos de los vencidos y los vencedores, y por lo tanto viajar en el tiempo con su:  Internet Archive.

Internet Archive es una organización sin fines de lucro fundada para construir una biblioteca de Internet en la que conserve lo que se produce en la red, aunque ahora no se encuentre desde los buscadores o sus autores u terceros lo hayan borrado o modificado.

Lo mismo que las bibliotecas conservan libros que ya están fuera de los canales de distribución. Internet Archive conserva webs y documentos digitales que ya no se distribuyen por otros canales.

En Internet Archive se recopilan un billón de páginas web cada semana. La razón de este afán de conservación es que las creaciones y sitios web en la red son muy poco estables, cambian y desparecen con mucha frecuencia.

Se calcula que la vida media de un contenido web es de 100 días, comenta Brewster Kahle. Fundada en 1996,  a finales de 1999, la organización comenzó a crecer para incluir colecciones completas. No hay nada igual a Internet Archive. Por eso es importante. A la fecha tiene archivadas 286 billones de sitios. Del pasado y el presente. Un viaje en el Tiempo.

Y lo que se conserva en Internet Archive se ofrece de forma libre y gratuita, a investigadores, historiadores, académicos y todos los usuarios de forma ordenada e indexada. Para ofrecer los documentos Internet Archive cuenta con la colaboración de biblioteca digitales como JSTOR, ArXiv y otras instituciones mundiales.

Si queremos ver webs en Internet Archive tenemos la “Wayback Machine” con 40 mil millones de páginas grabadas desde 1996 a partir de los inicios de la actual Internet. Evidentemente no está todo absolutamente, pero está mucho. Se han recogido copias de los sitios más importantes con cierta periodicidad, igualmente los usuarios pueden acceder para hacer copias resguardadas de sus sitios, blogs, u otras opciones de la red.

Así que cualquier estudioso de la historia de la web debe consultar obligatoriamente Internet Archive. Además, como antes comenté hay muchos más documentos, no sólo páginas web: Si queremos buscar algún documento (texto, imagen, libro, vídeo, película), no sitios web, en Internet Archive tenemos tres opciones de búsqueda. La más sencilla, tipo casilla de Google, pero en la que una vez que tengo resultados puedo refinar por tipo de documento. Por ejemplo si busco Vivaldi podré refinar entre encontrar partituras, textos, conciertos, vídeos, imágenes. Y también podré refinar por otros datos como autores, obras,  intérpretes…

Si  deseamos leer o descargar libros gratuitos tenemos el proyecto de Internet Archive Open Library, o queremos acceder al préstamo de libros electrónicos, o queremos escuchar o descargar audiolibros. Internet Archive nos proporciona a través de su Open Library más de un millón de títulos. Así que Internet Archive es un buen recurso cuando buscamos cosas que no se encuentran fácilmente a través de Google, o de otros buscadores.

Libre, gratuito y bien organizado.

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Los atrasos en los pagos de Airbnb a los hostales cubanos.

Tomado de CiberCuba.

Para nadie es secreto que uno de los problemas en Cuba ha sido siempre hacer sostenible la calidad de un servicio. “El ojalá dure” es un mantra que cada cubano repite ante inauguraciones, aperturas, re-aperturas o ante cualquier tipo de buena noticia en el ámbito doméstico de la Isla. Una vez que Cuba se abrió al mundo ―al menos un poco más de lo que estaba― la ilusión de la calidad sostenible pareció convertirse en realidad con la expansión de un modo de gestión privada y más autónoma.

A ello se sumó la llegada de grandes como Airbnb, que hace justo un año no dejaba de dar buenas noticias en relación con la Isla. A escasas horas de llegar el entonces presidente norteamericano, Barack Obama, a La Habana, se anunciaba la ampliación de la licencia por la que turistas de todo el mundo, y no solo de EE.UU., podrían alojarse en las entonces 4.000 residencias que Airbnb tenía en Cuba.

Hay que recordar que fue justamente esta la primera gran empresa de EE.UU. en entrar en el mercado cubano tras el inicio del deshielo entre ambas naciones.

Por otra parte, el incremento del turismo en el transcurso del 2016 y la falta de capacidad hotelera, hizo que el negocio del alquiler floreciera como nunca antes, y además al amparo de uno de los grandes: Airbnb. Sin embargo, con la llegada del 2017 han comenzado los problemas, que no han parado de crecer en los meses que llevan transcurridos de este año. Los arrendatarios de Airbnb en Cuba se han comenzado a quejar de un creciente retraso en los pagos.

Cuando empezó, hace dos años exactamente, el pago a los arrendatarios se demoraba aproximadamente seis días. Sin embargo, desde diciembre del 2016 hasta marzo de este año, ya se demoraba entre 15 y 18 días, y en estos momentos, el pago ya está demorándose un mes.

Airbnb no va bien en Cuba.

En uno de los foros de la web de la compañía se puede leer esta concienzuda y bien argumentada queja (con fecha del 3 de enero de este año), que deja pocas dudas sobre el origen del disgusto:

“En las últimas semanas he estado experimentando problemas relacionados con los pagos. A la sazón decidí hacer alguna investigación antes de pronunciarme y el resultado es que me he encontrado con muchísimas personas que están descontentas con el método elegido por Airbnb a través de la agencia Vacuba para hacerle llegar el pago a los anfitriones en la isla. Yo sé que existen muchos intereses en juego y también sé que Vacuba es una de las agencias que lleva más tiempo haciendo este tipo de trabajo, pero obviamente algo no está funcionando bien. Todos los involucrados sabemos los problemas y limitaciones que padecemos en Cuba, pero no es justo que se aprovechen de esas desventajas. Tenemos los mismos derechos que cualquier ciudadano de cualquier otro país. No estoy escribiendo para quejarme de un mal que ya es conocido: la inconsistencia y poca seriedad de la agencia Vacuba, estoy escribiendo para pedirle a los funcionarios de Airbnb que estudien otros métodos de hacerle llegar el pago a los anfitriones en Cuba. Cada día hay más cubanos dentro de la plataforma Airbnb y estos problemas con Vacuba han provocado que algunos colegas están valorando salirse de esta plataforma. No es una amenaza lo que estoy escribiendo, es una realidad. Mi propósito es mejorar la comunicación entre las partes. Les pido de favor que una vez más estudien opciones con bancos, tanto cubanos como extranjeros, que verifiquen con Western Union, que hablen directamente con los anfitriones. En fin, que creativa y armoniosamente se le dé una solución a este problema”.

El malestar, obviamente, ha ido en aumento, porque alguien que presta un servicio lo que quiere es cobrarlo en un plazo de tiempo normal, sobre todo cuando la sostenibilidad en la calidad de su servicio privado depende de poder cobrar. En otro hilo de discusión, también en el citado foro, se proponía como solución un pago a través de Western Union:

“Mi idea general es que se habilite para los huéspedes cubanos el pago a través de Western Union, la cual tiene oficinas en todos los rincones del país a través de las Casas de Cambio (CADECA). Con esto, los huéspedes cubanos tendrían la posibilidad de recibir el pago al otro día de que el guest deje la casa”.

Hace apenas una semana, otra comentarista retomaba la queja iniciada en enero, y volvía sobre la necesidad de buscar una solución:

“Hola a la comunidad. Tres meses después del comentario de Rey, el problema del pago atrasado de VaCuba persiste para los arrendadores de La Habana. Yo llevo esperando por un pago hace 17 días. Hoy he decidido contactar directamente con airbnb y con VaCuba, a ambos les he dejado mensajes referidos al retraso. Ya vaCuba me contestó a través de la dirección: ***. Tengo la esperanza de que este forum sea revisado por los miembros de airbnb y que tengan el deseo de mejorar el problema existente y tomarse las demandas de los arrendadores (hosts) tan seriamente como manejan su negocio.  Siempre tener en cuenta que incumplimientos o cancelaciones por parte de los hosts pueden llevar penalizaciones monetarias, sin embargo no hay resarcimiento económico cuando el incumplimiento es por parte de los mecanismos implementados en la plataforma de airbnb? Valorar y llegar arreglos con Western Union (muy serio y rápido en la transferencia a Cuba) no sería una mala opción y estoy segura que tampoco un mal negocio para ambas partes. Los montos de transferencia de airbnb a La Habana no deben ser nada despreciables y seguro Western Union podrá llegar a un buen acuerdo comercial”.

La agencia VaCuba, con sede en Miami, ha sido hasta ahora la encargada de los pagos que se realizan en la Isla, con origen en Airbnb, y en diferentes ámbitos todos coinciden en marcarla como “la culpable” del problema.

Interesados por la cuestión, desde CiberCuba nos hemos comunicado el Vice-presidente de VaCuba, Héctor Feijóo, quien nos ha explicado que son conscientes del gran atraso en los pagos, pero que los arrendatarios deben recibir la “tranquilidad” de que “el dinero no está perdido”, que el dinero se encuentra en EE.UU. y que la causa real del retraso es la falta de mecanismos efectivos para mover a Cuba una cantidad de dinero “mucho mayor” de la que se previó inicialmente.

Hay que tener en cuenta que, a pesar del deshielo y de la normalización gradual de las relaciones entre Cuba y EE.UU., el sistema financiero entre ambos países no ha fluido con la misma facilidad que en otros ámbitos. Ello quiere decir que, ahora mismo, no existen mecanismos “legales” en marcha que aporten velocidad y rapidez al negocio de airbnb en Cuba, que mueve un flujo de dinero que oscila entre 1 millón y 1 millón y medio de dólares mensuales. Feijóo destacó que VaCuba se encuentra en contacto con Airbnb y con el Gobierno cubano con miras a encontrar mecanismos que permitan desplazar a Cuba el citado volumen de dinero.

Para resumirlo con una mal escogida metáfora: “no hay tubería para tanto caudal”. Mientras tanto, algunos han optado por el pago a través de la tarjeta de Fincimex, mecanismo que algunos arrendatarios en la Isla no quieren utilizar por no sentirse demasiados controlados desde las instituciones bancarias de la Isla.

Lo cierto es que los cubanos están acostumbrados por naturaleza y por fatalismo histórico a que las trabas sean uno de los males endémicos en la Isla, la burocracia, el largo recorrido, las curvas y baches sin previo aviso, son cosa propia.

Cuando las cosas van mal, el responsable puede ser uno o muchos, pero lo cierto es que el resultado es el mismo: la ineficiencia, el malestar y el preguntarse hasta cuándo no podrán los cubanos saber lo que es navegar realmente en aguas claras y mansas. Como es de imaginar, este retraso está generando que muchos arrendatarios se quiten, se borren o se salgan del sistema de Airbnb. Tal vez este aviso les dote de algo de paciencia, o no.

 

 

Publicado en Sin categoría | 1 comentario