Velocidades 3G ETECSA

En los primeros días del mes de junio, (entre el uno y el dos) se pudo realizar una prueba de velocidad y de “ping” con la nueva red móvil 3G de ETECSA. La prueba se realizó en todos los municipios de la capital cubana y a diferentes horas del día para tener en cuenta el posible tráfico de la red. Utilizando la aplicacion SpeedTest.

Los resultados se muestran en las siguientes fotografías.

La velocidad máxima de Descarga fue de 10.42 Mbps y la mínima de   .85 Mbps.

La velocidad máxima de Cargar fue 1.58 Mbps y la mínima fue de   .48 Mbps.

El “ping” se comportó en el rango entre los 127 ms y .91 ms.

En todos los casos, el servidor cliente local fue el identificad con el IP  200.13.146.169

 

@arcamachoX

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

Ciberataques y la NSA

Un “llamado de atención” para los gobiernos y organizaciones coleccionistas de vulnerabilidades informáticas. Así calificó Microsoft al ciberataque masivo que comenzó el pasado viernes y ya dejó 200.000 afectados en al menos 150 países.

El gigante de la informática, además, responsabilizó a la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés) por lo sucedido.n  “Hemos  visto aparecer en WikiLeaks  vulnerabilidades almacenadas por la CIA, y ahora esta vulnerabilidad robada a la NSA ha afectado a clientes en todo el mundo”, señaló el principal asesor legal de Microsoft, Brad Smith. “El software malicioso WannaCrypt usado en el ataque fue extraído del software robado a la Agencia de Seguridad Nacional en Estados Unidos”, señala el ejecutivo. Asimismo, Smith reconoció la “responsabilidad” de Microsoft en la respuesta a esa “llamada de atención” que ha supuesto el ataque de WannaCry, que explota vulnerabilidades en el sistema operativo Windows descubiertas y “robadas” a la NSA.

El ejecutivo advirtió, en el blog oficial de la compañía tecnológica, que el “acopio” de vulnerabilidades informáticas por parte de los gobiernos se ha convertido en un “patrón emergente” que causa “daños generalizados” cuando la información se filtra.

Para el ejecutivo de Microsoft, el ciberataque representa un vínculo “imprevis to pero preocupante” entre las que consideró las dos amenazas más serias para la ciberseguridad: la actuación a nivelestatal y laactuación criminal organizada, según manifestó. Smith comparó el ataque del programa maligno WannaCry al robo de “armas convencionales” al ejército estadounidense para exigir a los gobiernos que cambien sus “métodos” y se adhieran a las “mismas normas” que rigen en el mundo físico.

En este sentido, recordó que el pasado febrero la compañía llamó a renovar la Convención Digital de Ginebra para que sea un requisito gubernamental “informar de las vulnerabilidades a los proveedores,en lugar de almacenarlas, venderlas o aprovecharlas”.

El ejecutivo de Microsoft urgió a una “acción colectiva” y al trabajo en común del sector tecnológico, los clientes y los gobiernos para generar una mayor protección frente a ciberataques.

La firma tecnológica tiene 3.500 ingenieros de seguridad en su plantilla.

“Hemos estado trabajando a destajo desde el viernes para ayudar a nuestros clientes afectados por el incidente”, aseguró el asesor legal, quien destacó los “pasos adicionales” tomados por Microsoft para asistir a sus usuarios con sistemas antiguos de la compañía.No obstante, matizó que el hecho de que tantos ordenadores fueran vulnerables al ataque dos meses después de que Microsoft lanzara el “parche” para el fallo demuestra que “no hay manera de que losclientes se protejan contra las amenazas a menos que actualicen sus sistemas”.

El ransomware WannaCry, que exige un pago en la moneda digital Bitcoin para recuperar el acceso a los ordenadores, ha golpeado a centros de salud en el Reino Unido, grandes empresas en Francia y España, la red ferroviaria en Alemania, organismos públicos en Rusia y universidades en China, entre otros.

Un experto informático no identificado del Reino Unido consiguió que el ciberataque quedara inhibido varias horas después de comenzar a causar estragos el viernes, pero advirtió de que nuevas versiones del malware se propagarán “con bastante probabilidad el lunes”.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 1 comentario

Legiones de idiotas…

 

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

El último artículo que consigna De la estupidez a la locura (Lumen, 2016), el libro que Umberto Eco entregó a la imprenta poco antes de morir, está dedicado a explicar con paciencia a qué se refería el semiólogo italiano con aquella declaración de “las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas” (imbecilli, en el original; necios, en la traducción de Lumen). Aislada de su contexto, la observación sufrió toda clase de malinterpretaciones que atribuían a Eco un desplante elitista y desató la ira de no pocos usuarios de las redes sociales, pero también tuvo una inmensa fortuna entre los misántropos, algunos perezosos analistas de medios y los sujetos convencidos de que si bien la estupidez en internet podía considerarse incalculable al menos no los incluía a ellos.

Para Eco, las reacciones en caliente, las noticias falsas y las afirmaciones sin sustento estaban alcanzando una atención superior a la que tenían las opiniones mesuradas, el periodismo profesional y las apreciaciones de los expertos. Lo preocupante era la falta de filtros, subrayaba el escritor: al poner a todos los comentaristas en un mismo escaparate, Twitter o Facebook daban al necio una audiencia similar a la de cualquier premio Nobel. Puestas así las cosas, no era difícil advertir, en un extremo, cierto tufo antidemocrático, como tampoco lo era, en el otro, dictaminar sin mayores evidencias un estado de estupidez colectiva, que había encontrado en internet un medio idóneo para expandirse.

La sucesión con tan pocos meses de distancia del Brexit, el plebiscito colombiano y las elecciones estadounidenses hizo que la expresión “legiones de idiotas” identificara también a individuos que podían tomar decisiones políticas acorde a los temores del doctor Stockmann, aquel personaje de Un enemigo del pueblo, de Henrik Ibsen: “¿Quién forma la mayoría en cualquier país? ¡Creo que tendremos que estar todos de acuerdo en que los tontos están en abrumadora y terrible mayoría en todo el mundo! Pero en nombre de Dios ¡no puede ser justo que los tontos gobiernen a los sabios!”

El recurso de atribuir a las legiones de idiotas toda clase de acciones perjudiciales y gustos abominables –y vincular, aun simbólicamente, el triunfo de Trump con el éxito de los youtubers, el clickbait, los linchamientos en redes y las polémicas insustanciales– tiene a bien completar el pensamiento complotista, uno de los vicios de las últimas décadas al que Eco ha dedicado también una especial atención en su libro. La idea de la conspiración ordena el caos lo mismo que el convencimiento de que los imbéciles se han apoderado de los medios. Si el síndrome del complot “sustituye los accidentes y las casualidades de la historia con un diseño obviamente malvado y siempre oculto” la invasión de los idiotas aclara de modo satisfactorio cómo es que las masas colaboran en detrimento de sí mismas. Ahí donde las teorías de la conspiración fracasan (en el reducido número de personas que necesitan organizarse para llevarlas a cabo) la de la estupidez generalizada triunfa: no importa cuántos idiotas estén trabajando en ello, por definición son los suficientes y siempre dan en el blanco.

La amplia zona gris de comportamientos que pueden ser considerados dignos de un cretino establece un vínculo entre los desaciertos políticos de todos los tamaños y cualquier cosa que nos cause vergüenza ajena. La imbecilidad puede ilustrarse con las nuevas tecnologías, los libros más vendidos, las peticiones extravagantes de Change.org o la popularidad de Kim Kardashian, cuyo nombre, según entiendo, ha servido con los años como un mantra para explicar casi cualquier calamidad social. Es en la aparente contundencia de sus ejemplos y en la facilidad con que pueden encontrarse donde la idea de la idiotez generalizada muestra lo lejos que está de ser un diagnóstico útil.

En “Por qué hay personas inteligentes que dan crédito a cosas estúpidas”, un capítulo de su libro Mala ciencia (Paidós, 2012), Ben Goldacre explica que, dada la compulsión humana por interpretarlo todo, resulta común encontrar pautas en situaciones donde no las hay y llegar a conclusiones erróneas basadas en la observación simple y el sentido común. Es decir, hay ilusiones cognitivas, similares a las ilusiones ópticas, de las que solo podemos librarnos gracias a metodologías especialmente diseñadas para evitarlas. Así, la validez de muchas apreciaciones no depende de la estupidez o inteligencia de quienes las enuncian. Incluso los tipos más agudos de internet están haciendo en estos momentos pequeñas contribuciones al apocalipsis.

Bioy Casares escribió famosamente: “El mundo atribuye sus infortunios a las conspiraciones y maquinaciones de grandes malvados. Entiendo que subestima la estupidez”, pero habría que empezar a pensar en la estupidez como en algo que caracteriza a ciertas acciones y comentarios más que como la condición compartida por una cantidad inadmisible de personas a las que les hemos entregado la democracia. Quizás eso ayude a analizar las miserias políticas con algo más que desprecio elitista por las “masas”.


Por Eduardo H Soza.
 Campeche, 1979) es músico del dueto Doble Vida, autor del libro ¿Escribes o trabajas? (FETA, 2004) y, hasta donde se sabe, un horror de ser humano.
Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

¿Qué es Coworking?

Un movimiento global basado en un concepto sencillo. Profesionales de diferentes sectores, autónomos, emprendedores y empresarios comparten el mismo espacio físico o virtual para trabajar en sus propios proyectos.

Pero el coworking no solo es compartir gastos y romper con el aislamiento, también se trata de pertenecer a una comunidad de individuos que están abiertos a intercambiar ideas, proyectos, conocimiento, y lo más importante, están dispuestos a colaborar. Desde el año 2012, más de 400 espacios de coworking están a pleno rendimiento en Europa. Y en menos de 5 años, el total de los espacios de coworking ha alcanzado la cifra total de las incubadoras y centros de innovación que están operando en Europa.

Los espacios de coworking están brotando por todo el planeta, es un movimiento global que está cambiando el modo de trabajar y la forma de interactuar en los espacios de trabajo. Los espacios de coworking son un reflejo de la aparición de nuevos modelos y nuevas expectativas en el mundo de los negocios y en la sociedad en general, del concepto mismo de empleo, trabajo y salario.

El número de espacios de coworking en todo el mundo casi se duplica cada año, acercándose ya a más de 1,500 sitios a nivel mundial. En toda Europa, las instituciones públicas y las empresas están empezando a considerar el coworking como fuente de inspiración para poner en práctica nuevos enfoques de trabajo, innovación y colaboración.

El coworking (cotrabajo) es una forma de trabajo que permite a profesionales independientes, emprendedores, gestores de capital de riesgo, empresas de diferentes sectores compartir un mismo espacio de trabajo, puede ser tanto físico como virtual; desarrollar proyectos personales y conjuntos.

Proporciona relaciones estables entre profesionales de diferentes sectores que pueden desembocar en relaciones cliente-proveedor. En todo caso es frecuente que se genere un sentimiento de pertenencia a una comunidad, más allá de las vinculaciones efectivas.

Los centros de coworking, destinados principalmente a profesionales de Internet, diseñadores, programadores, escritores, periodistas, etc., proporcionan, generalmente, un escritorio individual, acceso a Internet y otros servicios. Con decenas de espacios ubicados en países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, España, Alemania, Australia, Argentina, México, entre otros, este tipo lugares es utilizado por profesionales nómadas que viajan por todo el mundo y llevan consigo sólo ordenadores portátiles para llevar a cabo su labor. Las incubadoras de empresas y los centros de negocios no parecen encajar en el modelo coworking, ya que a menudo no fomentan la vida social, en colaboración, ni las prácticas de gestión cercanas a las de una cooperativa, incluida una atención especial en la comunidad.

El coworking ofrece una solución para el problema de aislamiento que supone para muchos trabajadores independientes, o incluso microempresas, la experiencia del trabajo en casa.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Desnudando a Google (+Descargar libro).

Cuando realizas una encuesta a nivel mundial sobre las preferencias de los recién graduados universitarios sobre opciones para obtener un empleo, el 80% mencionan entre sus máximas aspiraciones a:  Google.

No es de extrañar, la visión que tenemos de la multinacional norteamericana es la una empresa líder a nivel global, con el mayor número por metro cuadrado de mujeres y hombres hermosos e inteligentes, un ambiente donde se combina y se cambia el mundo con el poder de la mente y los algoritmos (como no lo ha hecho ninguna otra empresa en la historia de la humanidad),  comidas y bebidas gratis confeccionadas por chefs de clase mundial, salarios que rondan la media de los 15 mil dólares norteamericanos mensuales (+beneficios) y por si todo esto fuera poco la magia que casi la totalidad de sus servicios resultan gratis para el usuario final: correo, buscador, mapas, códigos de programación, sistemas operativos y aplicaciones para móviles, etc..

Se puede desear más o  menos.

Pero, ¿Qué es Google? ¿Qué es Alphabet Inc.?

Como para casi todo en la vida existen dos respuestas. Cero. Uno. Podemos seleccionar entre la opción benigna o la maligna.

Hoy me voy con la maligna. Cuestión de lecturas dialécticas, ya que acabo de leer “Desnudando a Google” escrito por Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña. Lo acabo de leer de un tirón, y he quedado hipnotizado, asustado y entristecido.

Pero todo en la vida sucede, como en un bolero. Dentro de un par de horas cuando observas a las chicas que laboran allí tomando helados de pistacho y cerezas o necesitas buscar un restaurante para almorzar en una ciudad que no conoces o una bibliografía para un artículo o un trozo de código en Java para tu aplicación, terminaras por la opción benigna.

Aunque no se puede pasar por alto el hecho que la mayor parte de los usuarios desconocen las interioridades de la empresa creada por Brin y Page.

Una simple pregunta, ¿sabes como Google obtiene sus ingresos?  Ingresos que la hacen ser una de las multinacionales de mayor cotización en bolsa, con los mejores indicadores de ingresos/rentabilidad. Cuando en teoria la mayor parte de sus servicios resultan  libres y  gratis. Qué modelos de negocios hay detrás del gigante de Mountain View. ¿Qué esconde el colorido arco iris de Google?

Para ensayar una respuesta  – o muchas respuestas posibles-  les recomiendo la lectura de “Desnudando a Google”. En sus siete capítulos pueden encontrar algunas respuestas…y otras muchas respuestas.

Nace un imperio

Welcome to the jungle

Enemigos íntimos

Lo tuyo es lo mío, lo mío también

El mundo contra mí

Las empresas cool no pagan impuestos

Solo los que tiene algo que ocultar quieren privacidad.

Desnudando a Google – Alejandro Suarez Sanchez-Ocana

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 3 comentarios

SpaceX y la INTERNET de bajo costo.

El último lanzamiento de SpaceX ha puesto un satélite de comunicaciones en la orbita baja terrestre utilizando cohetes propulsores reutilizables. Este lanzamiento puede propiciar el despliege definitivo de los satelites para internet en orbitas bajas, reducir significativamente los costos y significar que los proyectos de internet  de bajo costo puedan ser accesibles desde cualquier punto de la tierra.

SpaceX (Space Exploration Technologies Corporation) es una empresa de transporte aeroespacial creada por el multimillonario Elon Musk, a su vez uno de los fundadores de la empresa de pagos en línea Paypal.

SpaceX es la gestora de las lanzaderas reutilizables de la serie Falcon 1 y Falcon 9 y de las capsulas espaciales Dragon. Las siguientes imágenes describen el momento del lanzamiento, cuando el Falcon 9 alcanza los 72.6 kilómetros, la orbita seleccionada, y se separan los cohetes propulsores.

Posterior a la separación los propulsores se alinean sobre la órbita terrestre para iniciar el descenso, tal como se aprecia en la siguiente imagen.

A los 61.9 kilómetros se encienden los motores que permiten un descenso en vertical y a la velocidad apropiada, la telemetría se observa en la parte superior derecha de las imágenes.

Finalmente los chotes propulsores de la primera etapa aterrizan sobre la tierra, listos para su posterior reutilización, como se observa en la anterior imagen.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 2 comentarios

Superficiales (+Descargar libro)

El correo electrónico parpadea con un mensaje inquietante: “Twitter te echa de menos. ¿No tienes curiosidad por saber las muchas cosas que te estás perdiendo? ¡Vuelve!”. Ocurre cuando uno deja de entrar asiduamente en la red social: es una anomalía, no cumplir con la norma no escrita de ser un voraz consumidor de twitters hace saltar las alarmas de la empresa, que en su intento por parecer más y más humana, como la mayoría de las herramientas que pueblan nuestra vida digital, nos habla con una cercanía y una calidez que solo puede o enamorarte o indignarte. Nicholas Carr se ríe al escuchar la preocupación de la periodista ante la llegada de este mensaje a su buzón de correo. “Yo no he parado de recibirlos desde el día que suspendí mis cuentas en Facebook y Twitter. No me salí de estas redes sociales porque no me interesen. Al contrario, creo que son muy prácticas, incluso fascinantes, pero precisamente porque su esencia son los micromensajes lanzados sin pausa, su capacidad de distracción es enorme”. Y esa distracción constante a la que nos somete nuestra existencia digital, y que según Carr es inherente a las nuevas tecnologías, es sobre la que este autor que fue director del Harvard Business Review y que escribe sobre tecnología desde hace casi dos décadas nos alerta en su tercer libro, Superficiales. ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes? (Taurus).

**

Acabo de leer la siguiente noticia en un diario digital, con el titular ‘en Cuba muchos usan Facebook, pero desconocen que es la internet’. De una encuesta en este blog (ver a la derecha) se desprende que el 87% de los usuarios cubanos cuando acceden a la red de redes reconocen navegar por dicha red social como su principal actividad. Otros asocian la experiencia de la red a los buscadores estilo Yahoo o Google. Ese desconocimiento disminuido del internet es posible sea un síntoma más de lo que describe Nicholas Carr en su polémico ensayo ¿Qué está haciendo internet con nuestras mentes. Superficiales?

Para muchos Internet es el mayor canal de información, entretenimiento y acceso al conocimiento que existe en el mundo. Se emplea una considerable cantidad de horas al día para ‘navegarla’. Revisar correos, leer noticias e informarnos, escuchar música, incluso ver contenido multimedia, conversar, o leer y escribir blog personales.

La comunicación es lo que nos hace humanos.

La red se ha convertido en un gigantesco filtro de esa realidad física -y hasta psicológica y emocional-  que nos llega en forma digital. ¿Cuál será su influencia? Para algunos podría disminuir nuestras capacidades intelectuales, nuestro cognitivismo profundo experiencia que nos distingue como homos,  otros estiman que el acceso a las tecnologías de la información exponencialmente expanderá nuestra capacidad intelectual, generando sociedades del conocimiento globales; y, eventualmente, el acceso a las comunicaciones globales será nuestro  próximo paradigma evolutivo.

Uno de los más recientes debates sobre estos temas implica el libro de Nicholas G. Carr experto norteamericano en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). El mismo describe en su libros los síntomas…antes se sumergía en un libro y era capaz de zamparse páginas y páginas hora tras hora. Pero ahora sólo aguanta unos párrafos. Se desconcentra, se inquieta y busca otra cosa que hacer: “La lectura profunda que solía suceder de forma natural se ha convertido en un esfuerzo”.

Sus páginas son una catarata para deslizarnos en uno de los temas más polémicos sobre el uso de las tecnologías de las comunicaciones en la era digital. La comunicación es lo que nos hace humanos. La habilidad de trasmitir información de un individuo a otro, de una generación a otra generación; primero en forma oral, después mediante símbolos en soportes que van desde el papiro y el papel hasta los bits dentro de una memoria USB o una fibra óptica.

Escribe Carr: “[Los medios] Suministran el material del pensamiento, pero también modelan el proceso de pensar”. 

“Creo que la mayor amenaza es su potencial para disminuir nuestra capacidad de concentración, reflexión y contemplación… Mientras Internet se convierte en nuestro medio universal, podría estar re-adiestrando nuestros cerebros para recibir información de manera muy rápida y en pequeñas porciones. Lo que perdemos es nuestra capacidad para mantener una línea de pensamiento sostenida durante un periodo largo”.

El planteamiento de Carr fue como un terremoto en los foros y chat especializados, como en la revista científica online Edge.org. Y de allí a los medios masivos de todo el mundo.

Los neurólogos científicos sostienen que todas las actividades mentales influyen a un nivel biológico en el cerebro. “El cerebro evolucionó para encontrar pautas. Si la información se presenta en una forma determinada, el cerebro aprenderá esa estructura”. Es lo que sucede por ejemplo con los matemáticos, los músicos, o los lingüistas. Lo que queda por ver es si esa influencia va a ser negativa, como vaticina Carr, o si va a ser el primer paso para integrar la tecnología en el cuerpo humano y ampliar las capacidades del cerebro a escalas nunca imaginadas.

Nuestras herramientas definen la propia naturaleza del homo sapiens en su evolución.

La tecnología per se es otra de las ‘formas’  de nuestra propia experiencia cognitiva y una extensión de nuestras rutinas como especie, desde la conquista del fuego o el invento de la rueda o la agricultura al buscador de Google o de Facebook. Nuestras herramientas definen la propia naturaleza del homo sapiens en su evolución.

Por su parte Carr en su texto se alarma de la extensión de esa influencia tecnología en nuestra psicología y neurología. Y nos explica lo que para él será un gran salto en nuestros hábitos de lectura y aprendizaje comparados quizá al eco que tiene en nuestra civilización la imprenta de Gutenberg, con la consecuencia de socialización de la lectura, la alfabetización de las sociedades, la democratización del conocimiento y la universalizacion de la pluralidad humana.

Carr nos explica nuestro cambio para enfrentar la leer y comunicarnos como especie en un contexto digital y global. Hoy para cualquier persona con acceso a las redes y los dispositivos tecnológicos sus lecturas digitales estarán sobre el 80% de todo lo que lee en el día. Aunque amo los libros e intento luchar por el papel impreso y por condiciones geográficas y tecnológicas no soy de la primera ‘generación digital” puede que al finalizar mi jornada el 90% de  todo lo que lea esté en algún formato digital. Expertos inciden en que se trata de un cambio vertiginoso.

“La Red ha provocado que la gente se comporte de una manera bastante diferente con respecto a la información. Esto podría parecer contradictorio con las ideas aceptadas de la biología y la psicología evolutivas de que el comportamiento humano básico no cambia de manera súbita”.

Al parecer nuestras respuestas evolutivas si cambian de manera brusca. Ese poder de las nuevas redes de comunicación resulta abrumador, en el sentido único, que pueden contener todas las formas conocidas de comunicación humana. “Nunca un sistema de comunicaciones ha jugado tantos papeles en nuestras vidas o ejercido semejante influencia sobre nuestros pensamientos, como Internet hace hoy”, explica Carr. “Aun así, a pesar de todo lo que se ha escrito sobre la Red, se ha prestado poca atención a cómo nos está reprogramando exactamente”.

En su ensayo reconoce que una de las peores influencias de la digitalización es el modo de “lectura superficial”. Y no solo de lectura, si no de comunicación, de debate político o social, asimilación de arte y contenidos de entretenimiento o difusión de pensamiento y experiencias psicológicas, de introspección y contemplación. Y como ello afectará lo que define como ‘pensamiento profundo’.

El debate está sobre la mesa. ¿Cómo afectará las redes de telecomuniciones globales nuestros procesos de cognición y de interacción a nivel individual y social? ¿Cómo afectará nuestro ‘pensamiento profundo’?

Kurzweil un experto en inteligencia artificial expresa un punto de vista completamente opuesto al de Carr. “Cuanto más confiamos en la parte no biológica (es decir, las máquinas) de nuestra inteligencia, la parte biológica trabaja menos, pero la combinación total aumenta su inteligencia”. Otros desdicen de esta predicción.

Edward Tenner en “Our own devices: how technology remake humanity (Nuestros propios dispositivos: cómo la tecnología rehace a la humanidad), comparte las críticas de Carr. “Coincido con la preocupación por el uso superficial de Internet, pero lo considero como un problema cultural reversible a través de una mejor enseñanza y un mejor software de búsqueda, y no como una deformación neurológica”.

Usuarios de ‘corta y pega’ o el medio es el mensaje.

El libro de es una sinfonía en contra del “corta y pega” o una afirmación de que  ‘el medio es el mensaje’. Nos provoca al pensamiento creativo que no tiene un fin, no tiene como fin el lucro u otra manifestación elitista o materialista… El pensamiento como expresión de reflexión y contemplación de nuestro mundo y nuestra propia experiencia humana, ya sea social o individual.

En una reciente entrevista Nicholas Carr ante la pregunta  ¿nos dirigimos hacia una sociedad tipo Gran Hermano? Contestó. Creo que nos encaminamos hacia una sociedad más parecida a lo que anticipó Huxley en “Un mundo feliz” que a lo que describió Orwell en “1984”. Renunciaremos a nuestra privacidad y por tanto reduciremos nuestra libertad voluntaria y alegremente, con el fin de disfrutar plenamente de los placeres de la sociedad de consumo. No obstante, creo que la tensión entre la libertad que nos ofrece Internet y su utilización como herramienta de control nunca se va a resolver. Podemos hablar con libertad total, organizarnos, trabajar de forma colectiva, incluso crear grupos como Anonymous pero, al mismo tiempo, Gobiernos y corporaciones ganan más control sobre nosotros al seguir todos nuestros pasos online y al intentar influir en nuestras decisiones.

Al final todo se reduce al ‘influir en nuestras decisiones’ mediante el corta y pega o cuando los medios son el mensaje.

Carr_Nicholas_-_Superficiales_Que_esta_haciendo_internet_con_nuestras_mentes_pdf

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 6 comentarios

Comunicación y poder de Castells

Esta galería contiene 1 foto.

por Manuel Arias Maldonado    Si bien hay un sentido en el que la afirmación de que los seres humanos hacen lo que pueden constituye una absoluta banalidad, no es menos cierto que, bien mirada, la frase esconde otro sentido … Sigue leyendo

Más galerías | Deja un comentario

Inside OpenAI

Esta galería contiene 3 fotos.

Inside OpenAI, Elon Musk’s Wild Plan to Set Artificial Intelligence Free | WIRED  MICHAL CZERWONKA/REDUX The Friday afternoon news dump, a grand tradition observed by politicians and capitalists alike, is usually supposed to hide bad news. So it was a … Sigue leyendo

Más galerías | Deja un comentario

Anonymous: la propaganda por el bit.

Esta galería contiene 2 fotos.

  1 Acabo de leer un libro de Nicholas Carr, “Superficiales. Que está haciendo INTERNET con nuestras mentes” que me parecer oportuno reseñar más adelante en este blog. Puedes hacer un muestreo aleatoria en esta plataforma  -y en todas-  y … Sigue leyendo

Más galerías | Deja un comentario