Quién controla…?

En un extenso artículo publicado en el Washington Post, “Mark Zuckerberg: The Internet needs new rules”. Se lee que, de acuerdo a Mark, las redes sociales (Facebook) necesita el control gubernamental y de los legisladores en cuatro areas basicas:

“From what I’ve learned, I believe we need new regulation in four areas: harmful content, election integrity, privacy and data portability”.

Las ideas de Zuckerberg produjo más de 800 comentarios en el diario de la capital norteamericana,  y un maremoto de artículos en los principales diarios y las revistas del mundo. Recordemos que a Facebook se le acusa de suministrar los datos y perfiles de más de 80 millones de usuarios norteamericanos a empresas asociadas y la venta a terceros, con el objetivo de interferir en las elecciones presidenciales de los EE.UU. en el 2016 a favor de una de las partes.

Parece una contradicción, pero pocos días después del artículo del Post, Facebook cerró las cuentas de Louis Farrakhan, Milo Yiannopoulos, InfoWars y otros individuos por ‘peligrosos’.

La decisión de FB afectó al líder de la Nación del Islam Louis Farrakhan, que es conocido por usar lenguaje antisemita; Paul Nehlen, un antisemita que se postuló sin éxito para el Congreso en 2016 y 2018; y el teórico de la conspiración de extrema derecha Alex Jones. Jones y su medio de comunicación InfoWars habían sido previamente prohibidos en Facebook, pero habían mantenido una presencia en Instagram, que es igual propiedad de Mark. Jones e InfoWars ahora también han sido desalojados de Instagram. Los otros individuos prohibidos son las personalidades de los medios de comunicación de derecha Paul Joseph Watson, Milo Yiannopoulos y Laura Loomer.

El inquilino de la Casa Blanca no tardó en mostrar su desacuerdo en una serie de encendidos tuits. Por su parte FC… “Siempre hemos prohibido a las personas u organizaciones que promueven la violencia y el odio, independientemente de su ideología”, dijo un portavoz de Facebook a CNN Business, cuando las prohibiciones entraron en vigor. Pero la respuesta encendió más la critica presidencial contra las redes sociales.

I am continuing to monitor the censorship of AMERICAN CITIZENS on social media platforms. This is the United States of America — and we have what’s known as FREEDOM OF SPEECH! We are monitoring and watching, closely!! — Donald J. Trump (@realDonaldTrump) May 3, 2019

Entonces…queda claro la contradicción irreversible. Censurar y al mismo tiempo solicitar de los gobiernos y poderes legislativos un mayor control de las redes sociales ¿y la internet? Facilitar la regulación, el control, la vigilancia y la censura. Hacerlo o permitirlo siempre ira en detrimento de una de las partes, generalmente de los usuarios y entre estos a aquellos que mantengan posturas disidentes o contrarias a esos poderes, esos controles y a esos gobiernos.

El fundador y presidente de Facebook pidió un «rol más activo» de los gobiernos en la regulación de internet e instó a que más países adopten reglas como las de la Unión Europea (UE) para “proteger la seguridad”. «Necesitamos un papel más activo de los gobiernos y los reguladores», asegura Zuckerberg, que pone como posible referente en este ámbito la nueva normativa europea de protección de datos, ampliamente criticada por amplios sectores de usuarios europeos.

A su juicio, no se puede esperar de una empresa privada que tenga que valorar contenidos políticos e incluso decidir si se han de bloquear: «Si empezásemos hoy desde el principio, no se esperaría de una empresa que tomase estas decisiones por sí misma». Pero Zuckerberg ha tomado ambas decisiones hasta ahora por sí mismo, sin previa consulta por parte del poder ejecutivo o el legislativo, como también lo hace Google, Twitter, Instagram…

Y las decisiones en los dos caminos; utilizar su modelo de negocios para acumular cantidades ingentes de datos de sus usuarios para con ello propiciar campanas comerciales, políticas e ideológicas; o, para coartar o censurar aquellas expresiones de libre expresión que no coincidan con sus propias ideas u objetivos financieros o políticos; ambas pueden ser una nueva orden de del “vigilar y castigar” … para con aquellas expresiones que consideren equivocadas, erróneas o “peligrosas” ya sea por parte de las multinacionales digitales o los gobiernos.

Esa es la batalla desde Assange, WikiLeaks, el Articulo 13 de la Unión Europea o el Big Data de Facebook y Google. El control…para mal.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Quién controla…?

  1. Larry Press dijo:

    The US constitution says «Congress shall make no law respecting an establishment of religion, or prohibiting the free exercise thereof; or abridging the freedom of speech, or of the press; or the right of the people peaceably to assemble, and to petition the Government for a redress of grievances.»

    The constitution restricts the US Congress but does not say that Facebook or anyone else has to publish whatever someone wants them to.

    Trump lies and defames the ethical press every day but complains when Facebook decides to ban his racist, conspiracy-theorist allies.

    • huxley dijo:

      Excellent comment.

      With very interesting ideas. Facebook is responsible for what its users publish or are platform that allows the free exchange of ideas, whether they are approved by Mark or Trump… We are clear that FB is a commercial company and not the Agora Digital that it once claimed to be.

      The issue right now I think it lies who or who we give control of what is published or not published that does not rest what the Constitution of the United States says.

      Yes, you give the power to limit freedom of expression, the limits of controllers are usually used to promote their own agendas, as Facebook or Trump has done.

      Trump is an opportunist who knows how to manipulate. And, take advantage of the censorship of their own (right-wing or conspiracy theorists) to promote the discrediting of the press and of course the freedom of speech and expression of the Constitution.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *