Google y China

Cientos de trabajadores de Google han publicado una carta denunciando el proyecto de versión censurada de su motor de búsqueda para China y demandan más trasparencia para comprender las consecuencias éticas de su trabajo.

En la carta, publicada entre otros diarios por “The New York Times”, los empleados explican su frustración “al no contar con la información requerida para tomar decisiones éticamente responsables, sobre su trabajo, sus proyectos y sus empleos”.

La carta que circuló primero en el sistema interno de información de la compañía en los EE.UU y China y después en la prensa internacional fue firmada por más del 1000 empleados.

Cuestionaba que la versión censurada del motor de búsqueda de Google para China es visto por los empleados y los analistas tecnológicos como un esfuerzo por parte de los ejecutivos de la trasnacional estadounidense para que el gobierno de la República Popular China le permita a Google regresar al enorme mercado del gigante asiático, con la mayor población de nacionales en Internet, después que Google decidiera hace 8 años abandonar el mercado chino como protesta por la censura y el hacking gubernamental.

La carta protesta por el proyecto del motor de búsqueda “censurado” de acuerdo a los requerimientos de las autoridades gubernamentales chinas le sigue al escándalo por la relación de Google con contrato secreto de Inteligencia Artificial de conjunto con el Pentágono.

Primero, reportes de prensa filtraron la noticia que el motor de búsqueda para los Androides en los idiomas locales chinos, restringe el contenido de acuerdo a los intereses de las autoridades locales. El proyecto conocido internamente en Google como “Dragonfly” fue desarrollado largamente en secreto sin el conocimiento de los empleados involucrados. Se lee en la carta: “necesitamos urgentemente más trasparencia, un asiento en la mesa de decisiones, un comité para discutir abiertamente los procesos. Los empleados de Google necesitan conocer que están construyendo”

Exigen además que los empleados de Google se les permitan participar en la revisión ética de los productos y servicios de la empresa, representantes externos para asegurar la transparencia y la publicación de un informe anual de proyectos controversiales.

Históricamente Google es la empresa líder de internet con políticas más responsables que involucran la ética y la responsabilidad adquirida por sus ejecutivos y empleados entre sus similares estadounidenses, como LinkedIn y Twitter.

LinkedIn censura contenido en China. Facebook desarrolla software para suprimir contenido en su red social, con la posibilidad de que diferentes naciones puedan solicitar su uso para excluir contenidos en la mayor red social del mundo.

La presión de los empleados y los ejecutivos medio de Google, con la información en los medios de prensa, las protestas de sus propios técnicos e ingenieros, han propiciado que Google anuncie que solo utilizara la inteligencia artificial (AI) (Google es uno de los líderes mundiales) en “beneficio social”.

No se han pronunciado sobre el asunto del motor de búsqueda para China. Muchos de los firmantes demandan los intentos de Google por ayudar al gobierno chino a suprimir el libre flujo y la libertad de información en violación de los propios valores y principios de la compañía. Reconocido bajo el lema de…“Don’t Be Evil.”

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *