ICT y el futuro de Cuba.

*

Existe una extensa y documentada bibliografía de investigaciones académicas del impacto de las telecomunicaciones (la penetración de las redes tanto fijas como móviles y la propia dinámica del TIC) sobre el comportamiento y la evolución de los componentes macroeconómicos que conforman el crecimiento Producto Interno Bruto. (Pueden leer dos estudios al final de esta nota).

Todos los resultados relacionados en la bibliografía consultada son relevantes en cuanto al significativo aporte que tienen las TIC sobre el crecimiento económico. Podemos agregar que no solo en el crecimiento de la economía también en el desarrollo de una “nueva economía”. La economía del conocimiento. Del significativo impacto de las TIC en los sectores primarios como: la agricultura, industria manufacturera, la minera y la extractiva. Dicho impacto por supuesto resulta mucho más evidente en sectores mejor correlacionados con dichas tecnologías como: los servicios a la salud, la educación, los financieros y la propia industria de la TIC.

Lee y Brown escriben: “specially, the fixed broadband as a wide band-with data transmitter is considered a key component of the knowledge economy. This is because of its capability of carrying integrated traffic consisting of voice, video and data. Also, it has accelerated the diffusion of ideas and it has made geographical distances insignificant”.

Uno de los estudios más significativos del impacto de las redes fijas y móviles para estimar la regresión de la penetración de dichas redes y su relación – tanto permanentes como temporales- sobre la dinámica del PIB y el crecimiento económico resume un periodo de observación de 33 años (1981-2013) para un muestreo de 35 naciones: Argentina, Australia, Austria, Belgium, Brazil, Canada, Chile, China, Colombia, Denmark, Finland, France, Germany, Greece, Indonesia, India, Ireland, Iceland, Israel, Italy, Japan, Korea, Luxembourg, Mexico, Netherlands, Norway, New Zealand, Peru, Portugal, Spain, Sweden, Switzerland, Turkey, United Kindgdom y United States. Par ello se diseñó y aplicó un modelo que incluye las siguientes variables:

Los resultados sugieren dos aspectos sobresalientes:

  • El primero, la relevancia de una inicial desregulación que permita un rápido incremento de las redes (fijas y móviles) y competencia entre proveedores de redes y por lo tanto de accesibilidad;
  • El segundo, la positiva correlación de dicha penetración, sobre todo de las redes fijas, en el incremento del PIB

Se concluye que: “our results suggest that at the year of broadband introduction at t = 0, there is a strong one-time stimulus on economic growth. In the first model, the contemporaneous fixed broadband penetration has a positive and statistically significant effect on the growth rate of GDP per capita. Also, the permanent effect is positive and significant (0:001). On the other hand, for the two model versions of our second approach the permanent effect has a positive impact over economic growth”.

Los resultados cuantitativos son bien conocidos tanto por la industria de las TIC y por los economistas especializados.

**

Para cuantificar el debate es bueno que estos estudios se conozcan, o al menos sus resultados más significativos sean de dominio público, en Cuba.  Pues las tecnologías de las telecomunicaciones enlazan ese decisivo componente subjetivo de la comunicación humana con los procesos globales de la comunicacion pero igual del conocimiento.

Las TIC son el  “medio”. El “fin” es la propia comunicación que contiene por igual aspectos culturales, antropológicos, sociales-económicos y político-ideológicos y por supuesto tecnológicos.  Que resultan practicamente imposibles de limitar en un estudio económico.

Es prioritario para los gestores de consensos o de opinión pública comprender que el uso de las tecnologías de la comunicación es solo un componente más dentro del proceso comunicativo y cognoscitivo humano; y, por lo tanto, implica mucho más que cuantificar el impacto de las redes en el crecimiento de las economías nacionales o con las proyecciones para integrarse a la economía global.

Deben involucrar y tener en cuenta esas especificidades culturales, sociales y políticas de una comunidad en concreto. Por ello resulta esencial promover un debate que genere esos consensos en cuanto a la industria cubana de las telecomunicaciones, la informática, los medios de comunicación y por supuesto el consumo cultural y el uso y la difusión de la información para que los emisores de políticas manejen una complejidad que a veces se les enmascara entre sus prejuicios.

El debate actual que se produce en Cuba sobre los medios de comunicación, el periodismo, el acceso a la información, su uso y divulgación; es una muestra del impacto que tiene ese acceso y la mayor penetración de las redes globales de comunicación y la propia INTERNET en la sociedad cubana. Desear polarizar ese debate con viejas y gastadas formulas de la guerra fía es un error desde mi punto de vista. Mientras más posibilidades tengas de comunicarte hasta con los que no piensen igual que tú más posibilidad tienes de estrechar lazos que permitan una comunión en paz.

Es muy difícil intentar cuantificar el impacto que tendrá esa penetración del 50% de la INTERNET en Cuba en el 2020, o lo 5 millones de móviles. Esas cifras representan una importante masa crítica cuando la mitad de la población acceda a las redes internacionales de la comunicación global.

Su impacto en la dinámica de los individuos en su sistema de valores, expectativas y su propia manera de entender la comunicación y en Cuba. (Actualmente un grupo de trabajo de una prestigiosa universidad técnica de los Estados Unidos modula y cuantifica ese impacto). Resulta relativamente fácil cuantificar que un 1% de penetración de las redes fijas hace crecer el PIB en 0.07%. Pero la comunicación, el reconocimiento del Otro, de la diversidad humana, de la asimilación de conocimientos y tecnologías, enriquece de una manera exponencial a los individuos y sus sociedades.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *