Internet Task Force 2.0

1

El reciente anuncio del presidente estadounidense de la creación de una fuerza operativa para la Internet en Cuba ha regresado a los titulares el asunto. La Internet en Cuba siempre ha sido un campo de batalla en las relaciones entre Cuba y los EE.UU.; no es de extrañar. Tampoco sorprende que las viejas  frustraciones y los nuevos vicios de la política entre ambos países se reflejen en la experiencia final de los usuarios cubanos a la Red.

La OONI publicó los resultados de un estudio concerniente al bloqueo de sitios de la Internet desde Cuba. Pueden ver los detalles completos del reporte aquí.

El estudio realizado desde la Isla (se accedió a la red desde La Habana, Santa Clara y Santiago de Cuba) entre el 29 de mayo al 10 de junio 2017 encontró que 41 sitios son bloqueados desde Cuba. De acuerdo al reporte de la OONI las autoridades cubanas utilizan tecnologías y procedimientos DPI (Deep Packet Inspection, por sus siglas en inglés) para bloquear páginas webs relacionados con noticias pro democracia, derechos humanos u organizaciones enfrentadas ideológica o políticamente al gobierno de la Isla.

A pesar de los avances de los últimos cuatro años, el acceso a la red en Cuba es uno de los más restringidos del mundo. Menos de un 30% de la población accede a la Internet. Otro 20% lo hacen solo a redes locales.

Todas estas restricciones reflejan la experiencia de acceso desde un lado de la frontera. La misma experiencia que examinaran los dos grupos de trabaj0 eventualmente creados por la fuerza operativa de Trump.

A pesar de los esfuerzos Cuba continúa siendo uno de los países de primera generación en las telecomunicaciones.

Las comunicaciones son un lujo. Pero todavía existe cierta fascinación por la realidad de la Isla por parte de los ejecutivos que están a la vanguardia en las redes de telecomunicaciones y los creadores de contenido en el mundo y USA, pueden ver aquí el hermoso viaje visual realizado por David Temkin vicepresidente para Network Strategy and Architecture.

Tambien existe una extensa red de profesionales que se preocupan del accceso a la INTERNET, pueden leer las recomendaciones de Larry Press unos de los profesores con más experiencia y  conocimiento sobre las redes en Cuba, para con la fuerza operativa; pero hay mucho…que no se escribe lo suficiente.

2

Las restricciones al acceso de la Internet en Cuba son multifactorales. Y afectadas no solo cuestiones técnicas o financieras, tienen que ver con el enfrentamiento y el desencuentro político entre Cuba y los Estados Unidos. Por ejemplo, el reporte de la OONI expone la otra cara del problema en un apartado para referirse solo a un aspecto técnico del análisis realizado por sus especialistas al cuantificar el acceso a la red desde la Isla, lo exponen en el apartado titulado: “Google App Engine blocked by Google”.

 El reporte explica textualmente:

However, we were initially unable to run the NDT test in any networks in Cuba. Upon examination, we realized that this is due to the fact that M-Lab uses Google App Engine to discover the closest server to the user. And Google App Engine appeared to be blocking IP addresses originating from Cuba. In other words, we found that Google was blocking access to Google App Engine from Cuba.

El informe no hace otra referencia a los sitios, las páginas o los servicios que son bloqueados o cuyas funcionalidades son inaccesibles para los cubanos debido a las restricciones desde la otra trinchara, los Estados Unidos de América. La nueva “task force” de Trump desde la reunión inaugural cargada de epítetos políticos o aspiraciones ideológicas, lejos de flexibilizar el acceso a la Internet desde Cuba es previsible que lo haga más difícil.

El muy publicitado anuncio del acuerdo firmado entre Google y Cuba recorrió los titulares de la prensa, y de los propios ejecutivos de la empresa.

Se hace previsible se reconstruyan mayores y mejores barreras al acceso desde Cuba. GGC Cuba, Google Global Cache Cuba fue noticia y titular, pero los servicios del gigante norteamericano de Internet que no están disponibles no suelen llegar a los titulares.

Por ejemplo aún no están disponibles Google Lab News un sitio especializado en aportar recursos “on line” para el periodismo. Una de las metas de la  fuerza operativa para la Internet en Cuba es reforzar el acceso a los medios de prensa.

 

Otro de los sitios con igual mensaje, desde los que no se puede acceder por las restricciones desde los Estados Unidos es el Google App Engine. Aunque en el caso de los cubanos no todos los caminos conducen a Google, los isleños siempre encuentran senderos alternativo.

La censura y las restricciones para acceder a la red desde Cuba no son tan simplistas y maniqueas como se pueden desprender de un reporte o de un grupo senatorial.

No tienen solo que ver con Google, tampoco son solo restricciones comerciales o financieras, ni tecnológicas o políticas. Incluyen limitaciones educativas  e impedimentos a la realización de proyectos personales y comunitarios, condiciones restrictivas al trabajo por cuenta propia; dos de las supuestas metas y objetivos de la ahora renovada política de Internet para Cuba de la Casa Blanca de Trump.

Desde Cuba no se puede acceder por ejemplo a los cursos en línea de la prestigiosa plataforma Coursera.

O la plataforma de freelancers Upwork. La cual remite directamente a los usuarios cubanos al siguiente mensaje de la OFAC:

https://www.upwork.com/i/ofac/

EL acceso a la red de los cubanos es un camino de muchos senderos, al igual que enormes desafíos tecnológicos y financieros requiere de una enorme dosis de buena voluntad política para finalmente mejorar la experiencia y las posibilidades de la Internet en Cuba.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Internet Task Force 2.0

  1. dcruz dijo:

    ¡Que dejen de politizar todo! e Internet igual! no es fácil :W

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *